Después de casi un siglo de su producción en masa, encontramos nuevas tecnologías en el mundo automotriz, pero ¿Hacia dónde van encaminadas?

Por: Ignacio Badillo

El mundo de los autos ha evolucionado a pasos agigantados en las últimas 2 décadas en cuanto a diseño, motor, tecnología y sistemas de seguridad, la adaptación es necesaria hoy en día para que los autos que ofrezcan las marcas al público sean vigentes y competitivas.

Actualmente, el mundo automotriz se caracteriza por ser variado y ofrecer productos para muchos tipos de personas, desde los que buscan trasladarse desde punto “A” a punto “B”, pasando por los que disfrutan de la conducción y buscan emociones fuertes, los que buscan comodidad y confort, hasta los que buscan un transporte para toda una familia. El mercado ofrece un abanico amplio de opciones.

Sin embargo, marcas como Tesla, Mercedes Benz, Audi, BMW, Volvo, Ford, entre otras, se han enfocado en vehículos que estarán (o no) viendo la luz en unos años más. De las tecnologías que más destacan son las que van encaminadas a una conducción autónoma; sí, aquellas que buscan la mínima o nula participación de un piloto tras los mandos del auto y así este, se pueda mover solo a lo largo de ciudades y carreteras.

Otra de las tecnologías que ha estado cobrando fuerza en los últimos años y que, estamos seguros, terminará siendo un elemento imprescindible en unos años más, será la movilización gracias a energías renovables, se sustituirá el petróleo y sus derivados por opciones más “limpias” como la eléctrica. Desde ya lo estamos viendo con empresas como Tesla u opciones híbridas como el Leaf de Nissan, i3 e i8 de BMW, Prius de Toyota, Fusion Hybrid de Ford, entre muchas otras opciones.

Una de los mecanismos que ya comienza a ver su extinción es la caja de cambios manual; cada vez más, cajas como la DSG de Grupo Volkswagen, PDK de Porsche, entre otras, hacen un magnífico trabajo cuando de desempeño se trata y a velocidades de ciudad, hay que aceptarlo, es más cómodo tener una transmisión automática cuando estas atorado en el tráfico.

Independientemente del diseño controversial que presentan muchos autos concepto para años posteriores, estamos presenciando una evolución, misma que entristece a muchos puristas del automovilismo, quienes prefieren motores grandes, caja de cambios manual, sonidos adictivos salientes del escape y producidos por (tal vez) un V8 naturalmente aspirado y que encuentran la pasión detrás de un volante al mando de 4 ruedas motrices.