La compañía de autos suecos Volvo acaba de dar un gran paso al anunciar que para el 2019 todos sus automóviles estarán basados en motores eléctricos.

En una semana que es como un electroshock para la industria automotriz, Tesla empieza la producción en masa del Model 3 que estará al alcance de más personas que los modelos actuales y Volvo anuncia el gran paso hacia los motores eléctricos.

Las grandes compañías alemanas como Volkswagen y Mercedes Benz establecieron como meta el 2025 para que el 25 por ciento de sus ventas fuera de automóviles eléctricos. General Motors anunció que tendrá al menos 10 modelos eléctricos para el 2020. Toyota, uno de los pioneros en autos híbridos no ha hecho ningún anuncio pero se sabe que tiene la intención de producir una línea de autos totalmente eléctricos para el 2020.

 

¿Qué tan caro es tener un auto eléctrico?

El costo de tener un auto eléctrico en México hoy en día es mucho mayor al de tener un automóvil de combustión interna. Por ejemplo, el Chevrolet Volt, un auto totalmente eléctrico, tiene un costo base de 750 mil pesos. Un Chevrolet Malibú cuesta un poco más de 350 mil pesos. Si quitamos los costos de tenencia, ISAN y diferentes impuestos y bonificaciones que le dan a los autos eléctricos, el costo de este sigue siendo como comprar un coche mediano y uno pequeño.

Este es el mismo caso para los vehículos eléctricos fuera de México. Según analistas de UBS , el punto de inflexión entre tener un coche eléctrico y uno de combustión interna está cerca de ser alcanzado. Según sus proyecciones, será el próximo año cuando exista un precio similar entre autos eléctricos y de combustión interna. Lo que está haciendo Volvo es una señal que se está alcanzando el punto de inflexión.

Tesla y Volvo

Los riesgos para Tesla y Volvo son totalmente diferentes. Tesla es una compañía nueva, innovadora con una historia bastante corta en el mercado automotriz. Volvo es una compañía con más de 80 años en el mercado que está arriesgando su participación al solo ofrecer automóviles basados en motores eléctricos.

Muchos analistas están positivamente sorprendidos por las intenciones de Volvo. Mencionan que tienen la voluntad y la flexibilidad de cambiar las cosas como las están haciendo actualmente en un periodo muy corto de tiempo.

Volvo y China

Aunque la automotriz Volvo es de origen sueco, los dueños desde el 2010 son los mismos que los del fabricante de automóviles chinos Geely.

Hace sentido que hayan decidido solo fabricar automóviles eléctricos porque el mercado de este tipo de autos está creciendo a ritmos acelerados en ese país. Solo en un año, la demanda de automóviles eléctricos subió en un 85 por ciento, comparado contra el 14 por ciento que subió en Europa.

Daimler proyecta que el 50 por ciento de la producción de sus automóviles eléctricos será comercializado en el mercado Chino. Actualmente, la compañía alemana vende un modelo de automóvil -el Denza 400- que no tiene un equivalente en Alemania.

Gran apuesta está haciendo Volvo para el mercado de autos eléctricos y al parecer el mercado chino será la base de ésta.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: SDPNoticias

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA