La directiva calificó el homicidio del trabajador como un hecho aislado. La empresa alemana aseguró que el deceso no se debió a una cuestión laboral sino que se trató de un hecho entre particulares, mientras que el sindicato dio a conocer que buscará que la familia de la víctima sea indemnizada.

La empresa Volkswagen se deslindó del asesinato de su obrero Eric Garrido al asegurar que no se debió a su labor sino a un hecho entre particulares, mientras que el sindicato dio a conocer que buscará que la familia de la víctima sea indemnizada.

 

En un comunicado de prensa, la directiva de la firma alemana calificó el homicidio del trabajador como un hecho aislado, pero colaborarán con la Fiscalía General del Estado (FGE) que es la instancia que lleva a cabo las investigaciones.

 

“Ante la naturaleza de este desafortunado acontecimiento aislado y no relacionado con la  actividad ocupacional del colaborador, la empresa dio aviso de dicho hallazgo a la Fiscalía General del Estado de Puebla, misma que como autoridad competente está llevando a cabo las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento de los hechos”, se lee en el escueto comunicado de la compañía.

 

Texto publicado por: Cambio