El Presidente Enrique Peña consideró que lo hechos registrados en una escuela de Monterrey, en la que un adolescente disparó contra su maestra y tres compañeros de clase antes de quitarse la vida, son hechos incomprensibles y que obligan a la reflexión.

“Son hechos que resultan incomprensibles, que sacuden nuestros corazones y nos obligan a reflexionar. Y es que, lo que pase en nuestros salones de clase, no sólo es un tema que involucre a directivos y a maestros; es una preocupación de todas y todos nosotros”, dijo.

En un video que subió anoche a sus redes sociales y la página de la Presidencia de la República, el mandatario indicó que no hay palabras que puedan aliviar el dolor de las víctimas y sus familiares, pero que tanto él, como el resto de los mexicanos, los acompañan en la tragedia.

“Nuestros pensamientos y oraciones están por la salud y recuperación de los menores y su profesora. Igualmente, lo están con los familiares del joven que falleció”, dijo.

El Mandatario convocó a trabajar en unidad a partir de los valores familiares para evitar que una tragedia así se vuelva a repetir.

Ayer, la Secretaría de Gobernación anunció que verificará que las imágenes y datos difundidos por medios de comunicación sobre el caso del niño que disparó se apegue a la normatividad en materia de protección de menores.

En una comunicación enviada a radiodifusoras y televisoras por instrucciones del titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong, advirtió que dará seguimiento puntual al cumplimiento de la Ley General de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, a través de sus sistema de monitoreo

La comunicación, signada por la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía de Gobernación, pide no difundir imágenes, voz, nombres, datos personales o cualquier otra referencia que permita la identificación de menores.

 

Texto: El Mundo de Cordoba