Este lunes trabajadores del IMSS se dieron cita en el hospital de San Alejandro para despedirlo, luego de que el presidente Enrique Peña Nieto  diera por hecho la demolición de dicho lugar.

Cerca de 500 personas, cantaron y lloraron a las afueras del nosocomio, algunos expresaron que era como “su segunda casa”, mientras otros afirmaban  que ahí crecieron como médicos y personas.

Cabe resaltar que el hospital resistió a tres grandes sismos, 19 de septiembre 1985 (8.1), 15 de junio 1999(7.1)  y  19 de septiembre 2017 (7.1).