Una mujer que viajaba desde la Ciudad de México con destino a Puebla fue detenida por las autoridades al darse cuenta de que en sus brazos, y envuelto en cobijas y bolsas, llevaba a su pequeño hijo muerto

Por: Jesús Ignacio Badillo López

Una mujer de 25 años y que responde al nombre de Silvia fue detenida en la Delegación Venustiano Carranza en la Central de Autobuses TAPO cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública se percataron que el menor que llevaba en brazos no parecía estar vivo. Después de confirmar lo anterior, Silvia explicó a los agentes que se dirigía a la Ciudad de Puebla para dar el debido entierro a Miguel, de tan solo 5 años.

Ante la situación, los mismos agentes realizaron una serie de preguntas a su acompañante, Alonso, quien confirmó lo anterior, agregando los datos de que el menos habría fallecido la madrugada del domingo pasado a causa de una enfermedad sin tratamiento desde hace ya varios meses. Las autoridades pidieron el auxilio de paramédicos, sin embargo, ya nada se podía hacer por el menor.

El Ministerio Público inició una investigación para esclarecer o confirmar las causas de la muerte del menor e investigar los hechos.