El Congreso local aprobó que el gobierno de Cuitláhuac García done al Ejército el rancho Las Mesas para el desarrollo de actividades militares

Expansión Política 

El gobierno de Veracruz donará a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el rancho Las Mesas, ubicado en Valle de Bravo y el cual pertenecía al exgobernador Javier Duarte.

El rancho es una finca con acabados franceses, empedrados de cantera y caballerizas, que era utilizado por el exmandatario priista, hoy preso por actos de corrupción, para fiestas y recepciones.

La donación fue aprobada esta semana por el Congreso local. Ahora, el lugar será utilizado para actividades militares.

Los diputados locales aprobaron el dictamen de la Comisión Permanente de Hacienda del Estado, por el cual se autorizó al Ejecutivo estatal la donación del 66% de la superficie de 922,319.30 metros cuadrados del rancho Las Mesas.

En caso de que no se cumpla con la finalidad establecida, la donación será revocada y la propiedad regresará a resguardo del estado.

El dictamen es resultado del oficio enviado el pasado 31 de marzo por el gobernador Cuitláhuac García.

Sin embargo, ni el oficio del gobernador ni el comunicado del Congreso local aclaran cuál será el destino del 33% de la superficie restante del rancho Las Mesas.

En 2018, Duarte se declaró culpable de los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita, luego de que pactara con la entonces Procuraduría General de la República (PGR) un juicio abreviado y la reclasificación del primer delito por el de delincuencia organizada, que amerita una condena mayor.

En enero de 2020, un juez federal rechazó otorgar la libertad al exgobernador, ante la posibilidad de que pudiera fugarse.

La defensa de Duarte argumentaba que los delitos por los que él está preso no ameritan prisión preventiva, por lo que solicitaba que llevara su proceso en su domicilio debido a que está en revisión la condena de nueve años que se le impuso.

 

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA