• La policía no descarta el móvil terrorista y detiene a un hombre de 22 años como presunto autor

  • Las autoridades danesas no revelaron la cifra de víctimas fatales e investigan si se trató de un atentado terrorista. El episodio ocurrió en las galerías Field’s, ubicadas en el distrito de Amager, entre el centro de la ciudad y el aeropuerto

  • EL TIROTEO se produce poco más de una semana después de que un hombre armado abriera fuego cerca de un bar gay en Oslo, en la vecina Noruega, matando a dos personas e hiriendo a otras 21.

El País

Varias personas han muerto este domingo a consecuencia de un tiroteo en un centro comercial de Copenhague, según ha anunciado Soran Thomassen, el inspector jefe de la policía de la capital danesa. Thomassen ha informado de que el atacante, un ciudadano danés de 22 años, ha sido detenido cerca del centro comercial. El inspector ha señalado en rueda de prensa que se están investigando las causas del ataque, que por el momento “no se puede descartar una motivación terrorista” y que al parecer el agresor ha actuado solo.

La policía de Copenhague había informado previamente en Twitter del envío de refuerzos al complejo comercial, ubicado en un distrito entre el centro de la ciudad y el aeropuerto, tras recibir informaciones sobre un tiroteo. “Ha habido disparos y varias personas han sido alcanzadas”, indicó, sin precisar víctimas heridas o muertos, al tiempo que confirmó la detención de una persona sospechosa en relación con el tiroteo. “Actualmente, no podemos decir más sobre su identidad”, afirmó. El inspector Thomassen ha agregado en su rueda de prensa que un “dispositivo policial masivo” se había desplegado en los alrededores del centro comercial Fields, en el barrio de Amager. Thomassen ha garantizado que las fuerzas de seguridad seguirán estando presentes con un amplio despliegue y subrayó la necesidad de “estar absolutamente seguros” de que la situación está “bajo control”.

Medios daneses informaron de que más de un centenar de personas abandonaron a gran velocidad el centro comercial poco antes de las 17.30 hora local (misma hora en la España peninsular). La alcaldesa de Copenhague, Sophie Andersen, ha hablado en Twitter de un incidente “muy grave” del que todavía no se sabe con certeza cuántos heridos o muertos hay. El hospital principal de la capital danesa, Rigshospitalet, ha recibido “un pequeño número de pacientes”, según ha confirmado un trabajador a la agencia Reuters.

Las fotografías difundidas en redes sociales muestran a policías fuertemente armados y varias ambulancias. La policía ha acordonado todo el centro comercial y hay un helicóptero vigilando el área. Los testigos han asegurado que han podido escuchar entre tres y cuatro disparos. “Estaba con mis tres hijos pequeños en el centro comercial probándome ropa cuando escuché tres o cuatro detonaciones. Eran sonidos muy fuertes”, ha relatado Laurits Hermansen, un testigo que ha hablado con la radiotelevisión pública DR. Rikke Levandovski, otra testigo, ha declarado a Reuters que al principio pensó que se trataba de un robo, pero que luego escuchó “varios disparos” y se escondió “detrás del mostrador”.

A unos 650 metros del centro comercial Fields se encuentra el pabellón Royal Arena, donde estaba previsto que el cantante británico Harry Styles celebrara un concierto para el que se han vendido todas las entradas y que, según los organizadores, tendrá lugar, pero al parecer comenzará algo más tarde de lo previsto.

Copenhague sufrió unos atentados en 2015, cuando el 14 y el 15 de febrero de ese año se produjeron dos ataques de motivación islamista, contra un centro cultural y una sinagoga, que dejaron dos muertos y seis policías heridos.