La administración Trump anunció hoy el arresto de 41 mil 328 personas por acusaciones migratorias civiles en sus primeros 100 días, un promedio de 400 diarios y un aumento de 37.6 por ciento comparado con las 30 mil 028 el mismo periodo del último año del régimen Obama.

En contraste, el Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 56 mil 315 personas en el mismo periodo, un descenso de 12 por ciento comparado con 2016, debido a un creciente número de casos criminales que demoran más tiempo, dijo en rueda de prensa el director en funciones del ICE, Thomas Homan.

Las estadísticas (del 24 de enero al 30 de abril) reflejan el compromiso del presidente Donald Trump de hacer cumplir nuestras leyes migratorias de manera justa y generalizada”, señaló.

Aunque el ICE no tuvo de inmediato disponible el desglose por nacionalidades, Homan señaló que su agencia ha detenido recientemente una mayor número de inmigrantes centroamericanos y menos mexicanos.

Las cifras muestran que un 75 por ciento de los inmigrantes arrestados por el ICE eran criminales convictos, por acusaciones de homicidios, agresiones, abuso sexual y ofensas por drogas ilegales, un aumento de 20 por ciento en relación con los criminales arrestados en 2016.

Del total de arrestos en los primeros 100 días, 30 mil 473 corresponden a inmigrantes indocumentados con sentencias criminales. Por comparación, la cifra había sido de 25 mil 786 en el mismo lapso del año anterior. Un total de 2 mil 700 incluían acusaciones de crímenes violentos.

“Los agentes del ICE tienen la instrucción clara de enfocarse en las amenazas a la seguridad pública y la seguridad nacional, lo que ha resultado en un incremento sustancial del arresto de extranjeros que son criminales convictos”, dijo Homan.

“Si embargo, cuando encontramos a otros que están en el país ilegalmente, ejecutaremos nuestro deber de hacer cumplir la ley”, acotó.

Texto piblicado originalmente por: López Doriga/ Somos Noticia