Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprueba que Telcel y Telmex, como parte del agente económico preponderante en el sector telecomunicaciones cobre a sus competidores por terminación de llamadas en su red, representaría para los consumidores el pago “adicional” de 31 mil millones de pesos en los próximos tres años, debido a que los competidores de las empresas de Carlos Slim les trasladarían parte de ese costo, señaló el Instituto de Derecho en Telecomunicaciones (IDET).

La Corte abordará en los próximos días la revisión de medidas asimétricas aplicadas al agente económico preponderante en telecomunicaciones, y modificará algunas de ellas aplicadas hace más de tres años por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) como parte de la reforma al sector.

El IDET detalló que si la Corte eliminara la medida conocida como tarifa cero para el cobro por interconexión para la terminación de llamadas en las redes de Telcel y Telmex, y ordenara el pago retroactivo el impacto para sus competidores sería de 20 mil millones de pesos, lo que los “obligaría” a detener inversiones para el desarrollo de infraestructura.

Basado en estimaciones de la consultoría The Competitive Intelligence Unit (The-CIU), los efectos cuantificables para los competidores, es decir, el monto por el cobro retroactivo para la terminación de llamadas en las redes fija y móvil del preponderante, se estima en aproximadamente 20 mil millones de pesos, desde agosto de 2014 cuando entró en vigor la regulación asimétrica de interconexión, a junio de 2017.

“Al resultar esa reversión en gastos no planificados por los operadores competidores, solventarla implicaría cancelar sus planes de inversión actuales o al menos diferirlos, en detrimento de la capitalización del sector, de la competencia, de la calidad de sus servicios y únicamente en beneficio de los ingresos del preponderante”, aseguró el IDET.

La autoridad que se encargará de abordar este caso es la Segunda Sala de la SCJN, cuya actuación consistirá en discutir y resolver la prohibición para que Telmex y Telcel cobren por la terminación de llamadas en su red.

“A pesar de que aún existen muchos pendientes en la agenda de implementación de la reforma en telecomunicaciones, la regla de gratuidad por preponderancia, conocida como tarifa cero, ha sido uno de los mayores beneficios tangibles derivados de la reforma en telecomunicaciones, pues ha tenido un efecto real y a corto plazo en la competitividad del sector y en la caída de los precios al usuario final”, consideraron los abogados del Instituto.

Ante lo que puntualizaron que si se eliminara la tarifa cero se frenaría “la dinámica competitiva basada en inversiones, impediría la reducción de participación de mercado del preponderante en suscripciones de telecomunicaciones. Es decir, éste dejaría de reducir la poca participación que ha perdido e incluso podría resultar en una reconcentración del mercado para regresar su participación de mercado por arriba del nivel de setenta por ciento, previo a la instrumentación de medidas asimétricas derivadas de la reforma”.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: NSSOaxaca