Una vez pasada la pandemia, los 9 pueblos mágicos de Puebla deben ser prioritarios para la Secretaría de Turismo

Jesús Lemus

El Congreso del Estado de Puebla alistó un exhorto para que la Secretaría de Turismo de Puebla integre un plan de reactivación en el rubro, que aplique cuando pase la contingencia del COVID-19, ya que la pandemia también está afectando a empresarios del rubro en un 80 por ciento. Con base en el documento, las pequeñas y medianas empresas se ven particularmente afectadas, lo que repercutirá en los ingresos de las empresas que viven del turismo, pero sobre todo no tendrán para pagar salarios. Se explicó que en la entidad poblana hay nueve pueblos mágicos que son Atlixco, Huauchinango, Cuetzalan, Cholula, Xicotepec, Chignahuapan, Zacatlán, Pahuatlán y Tlatlauquitepec, que representan una derrama económica importante, ya que tan sólo entre 2017 y 2019 generaron mil 800 millones 44 mil 707 pesos con un promedio de 6 mil visitantes cada año.

“Al representar a uno de los pueblos mágicos de nuestro estado, como lo es Tlatlauquitepec, me encuentro muy interesada en que, una vez que pase esta contingencia sanitaria, la actividad turística pueda reactivarse, razón por la cual estoy convencida que es necesario exhortar respetuosamente a la Secretaría de Turismo para que realice un plan de reactivación turística”. Se destacó que anticiparse con un plan para activarlo en cuanto la pandemia concluya, impulsará la industria turística, hotelera, restaurantera y de servicios en el estado, y a su vez permitirá que no se pierdan empleos para salir de las complicaciones económicas.