Por:  ingeniero Luis Gerardo Inman

En las empresas el tiempo pasa igual de rápido que en otras partes, solo que aplica el famoso dicho de los norteamericanos “time is money”. El tiempo es dinero, y estamos a escasos 4 meses de finalizar el año. ¡Es momento de hacer un alto! En un sencillo formato en Excel se debe establecer en columnas:

· Tarea que se hizo bien

· Tarea que se hizo mal

· En qué área corresponde estas tareas

· Quien es el responsable de esas tareas

Seguramente si se hizo una planeación estratégica al final del año pasado o inicio de este año, estas acciones deberán de ajustarse a los principales puntos. Un punto de reflexión, en lo que se hizo mal es, de manera humilde, conocer la lección aprendida.

El beneficio no es solo de quién tramitó el proyecto, señor y señora empresaria, lo importante de las lecciones aprendidas es para todo el equipo. Y no solo decirlo al término de la junta, hay que documentarlo, revisarlo y corregirlo eventualmente para que todos puedan y sigan aprendiendo del resultado de este ejercicio. La difusión ante el resto de los colaboradores será y dará más efectos positivos todavía.

Una observación importante en la tarea que se hizo mal, el fundamento para poder pre analizar es si realmente fue algo alcanzable cuando se puso esa meta. Porque al inicio de año decimos tantas cosas con tanto optimismo que nos volamos la barda, como cotidianamente se dice. Entonces, si fue así, ubícate. Sé más realista en lo que te propones y solo para la próxima ajusta tus objetivos y si fue algo que de lo proyectado salió mal identifica si dependió de ti o fue algo fuera de control.

¡La mayoría de las ocasiones lo que nos afecta no es el resultado en sí, sino nuestra reacción al resultado!