Exclusivas Puebla

Un muerto y un herido es el saldo que la mañana de este miércoles, dejó un presunto intento de robo de un vehículo, en calles de la colonia El Refugio de esta ciudad capital, en el que se presume que tres sujetos armados que viajaban en un auto amarillo, perseguían y mataron a una de sus víctimas al oponerse al asalto. Los hechos se registraron justo en la parte baja de puente de la 16 de Septiembre y la avenida 117 oriente de la citada colonia, lugar en el que el los delincuentes y homicidas le cerraron el paso a sus víctimas, para presuntamente despojarlas de la camioneta en la que viajaban. De acuerdo con los reportes emitidos a las redes sociales, el cruento asesinato se reportó al filo de las 10:00 horas en ese punto de la capital poblana, luego de que un padre y su hijo huían de sus verdugos calles atrás, cuando éstos se les aparejaron para intentar obligarlos a detener la marcha.

Las víctimas fueron identificadas como Anselmo y su hijo de 36 años de edad Juan Carlos, que viajaban a bordo de una camioneta marca Ford, tipo F 250 de color verde agua con placas de estado de Tlaxcala, en cuya batea transportaban una planta de soldar y otras herramientas de trabajo, pues ambos se dedican a la herrería. Hasta donde se sabe, los dos se dirigían a la calle 3 sur y calle Popocatépetl para realizar un servicio que les habían pedido, peo nunca llegaron a su destino, ya que estos tres sujetos se los impidieron. En las primas declaraciones del padre a los elementos de la policía municipal, estos viajaban sin ningún contratiempo a su destino para trabajar, cuando poco antes de llegar al puente de la 16 de Septiembre y Periférico Ecológico con dirección al centro, se les aparejo un auto de color amarillo, que según testigos se trataba de un Seat Ibiza, cuyos ocupantes les gritaban desde sus respectivas ventanillas y con armas de fuego que pararan la camioneta o si no se los cargaba.

Pero ellos no hicieron caso y de inmediato el hijo, que era quien iba al volante, piso el acelerador para huir de estos delincuentes, quienes al ver lo que hacían, reaccionaron de la misma manera y ya pasando el puente y justo en la parte inferior del mismo, alcanzaron a sus víctimas y les cerraron el paso, para acto seguido dirigirse a ellos y amenazarlos de muerte si no entregaba las llaves de su vehículo, cosa que el hijo no quiso, lo que provocó el encono de uno de los ladrones que en cuestión de segundos accionó su arma en por lo menos tres ocasiones, según algunos testigos, dos de los disparos se fueron a alojar al pecho y el abdomen de este hombre de 36 años de edad, quien en ese momento caía fulminado al piso y perdía la vida al instante, mientras que su padre era brutalmente golpeado por los otros dos sujetos, Tras las detonaciones, los delincuentes y homicidas resolvieron subir a su unidad y emprender la huida sin la camioneta de sus víctimas, para tomar el Periférico Ecológico.