Salió corriendo del confinamiento hospitalario en el que estaba y regresó con apoyo de uno de sus familiares

Exclusivas Puebla

José (nombre ficticio), un paciente que no aguantó su confinamiento clínico por ser tratado ya como positivo a Covid-19, salió corriendo del Hospital Regional General Ignacio Zaragoza, del ISSSTE, y se mezcló entre las personas que esperaban fuera del centro médico.
Lo anterior provocó pánico entre los familiares de otros pacientes internados en el lugar y que estaban bajo vigilancia extrema por presentar cuadros de neumonía atípica, por lo que al verlo trataron de evitarlo a toda costa por temor a ser contagiados.
El hombre de 58 años salió de manera abrupta de ese nosocomio en bata y con los adhesivos de los sueros bailando en sus muñecas, y tapabocas, lo que generó extremo temor entre la gente, que a gritos pedían la intervención de los médicos del lugar.
Cabe decir que de manera titubeante dos guardias de seguridad trataron por todos los medios de persuadir al paciente desenfrenado, para que éste se tranquilice y retornara al cuarto de confinamiento.
José (nombre ficticio por seguridad sanitaria), ingresó a ese hospital por un pre infarto y al poco rato fue trasladado al área de confinamiento de pacientes de Covid-19, de donde salió corriendo desenfrenadamente, hasta que intervino uno de sus familiares y regreso con mayor tranquilidad al área restringida.