• Fotógrafo, crítico y conferenciante de indudable gran altura.

Por Mino D’Blanc.

Este domingo 17 de julio trascendió a la eternidad del periodismo cultural reconocido fotógrafo, crítico y conferenciante Joaquín Ruiz Martínez, quien era cariñosamente conocido con el seudónimo de Kino.

Hombre amigable, siempre presto a realizar un brillante trabajo en cualquiera de los rubros en los que se desenvolvió y cuyo talento no solamente se vio reflejado en los medios impresos o en los portales de Internet en los que colaboró, sino en exposiciones fotográficas de diferentes temáticas, sobretodo de eventos culturales, artísticos de gran nivel y eróticos, con lo que fue galardonado muy merecidamente en varias ocasiones.

Pero sin duda alguna el mejor premio que pudo tener en vida fue la admiración, respeto y cariño del gremio periodístico y de sus muchas decenas de amigas y amigos, la mayoría personalidades del ámbito artístico y cultural.

El que esto escribe lo conoció cuando él colaboraba en el periódico Síntesis y desde la primera plática que tuvimos, supe que era una persona intelectual, intensa en todas sus actividades, sensible y presta para compartir sus muchos conocimientos en cualquier tema que tratara con él.

No por ende, actrices, actores, músicos, escritores, escultores, pintores, fotógrafos, escultores, periodistas y hasta políticos expresaron su dolor a través de sus redes sociales por el fallecimiento del gran Kino.

Descanse en paz el amigo, el profesional, el sensible, el talentoso hombre de las camisas desfajadas, el de las camisas de diferentes etnias mexicanas, el del sombrero que jamás dejó de usar, el retador de las sociedades etiquetadoras y mustias, el melómano de las interminables bohemias con gran prosapia, pero sobretodo, el excepcional y legendario periodista multicultural, artista de la lente y maestro de la palabra.

Descanse en paz el creativo que solo le bastó estar en el plano mundano del lunes 30 de septiembre de 1963 al domingo 17 de julio de 2022 para legar a la eternidad del Arte y la Cultura su impecable trabajo periodístico y artístico.

Buen viaje a la luz interminable, querido Kino.