Por: María Muñoz

Tras el linchamiento de un presunto delincuente en San Miguel Canoa, el presidente auxiliar de esta demarcación, Raúl Pérez Velázquez, evidenció que casi a diario se cometen robos a casa habitación y a transeúnte sin que el Ayuntamiento de Puebla haga algo al respecto. En entrevista telefónica, comentó que él ha entregado a mujeres y hombres acusados de delinquir, sin embargo, dijo que después de unos días regresan a las calles. Compartió que, en su carácter de alcalde subalterno, cada semana se reúne con los encargados de la seguridad en el municipio y estado, empero, refirió que cuando pide mayor presencia policial “lo toman a loco”. También admitió que el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio tiene que ver con el problema, aunque también culpó al Gobierno Municipal que encabeza Luis Banck Serrato. En este sentido, refirió que San Miguel Canoa no cuenta con elementos de la policía municipal ni mucho menos con patrullas que eviten los actos delictivos, especialmente robos a casa habitación y a transeúnte. Externó que cada junta auxiliar tiene efectivos y unidades al servicio de la gente, no obstante, subrayó que la comunidad que preside, carece de este servicio. “Todo mundo sabe que el tema es la falta de seguridad. La gente está harta de que la policía nunca llega ante un llamado de emergencia. Además, el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio es malísimo porque deja en libertad a los delincuentes”, sostuvo. Pérez Velázquez enfatizó que la gente está harta de la delincuencia y por eso se llega a la justicia por cuenta propia, tal es el caso del linchamiento registrado hace apenas unos días y que cobró la vida de un hombre.