Después de la fuerte lluvia y granizo, se reportó que un policía auxiliar del recinto resultó lesionado tras la caída de una valla metálica.

Infobae

Por medio de su cuenta de Twitter, el Museo del Templo Mayor informó que tras una revisión exhaustiva del centro arqueológico, se tomó la decisión de que permanecerá cerrado al público hasta nuevo aviso ya que se llevarán a cabo las labores de reconstrucción y mejoramiento.

“Ante los daños causados por la granizada registrada el miércoles 28 de abril en la techumbre de La Casa de las Águilas, y como medida de precaución, la Zona Arqueológica del Templo Mayor permanecerá cerrada hasta nuevo aviso. Agradecemos su interés y comprensión”, comunicaron a la opinión pública.

En segundo tuit escribieron: “los mantendremos informados de las novedades al respecto. Gracias”. Lo único que se sabe al momento es que mientras permanezca cerrado el museo, se trabajará en un rediseño de las cuatro techumbres del templo.

Se informó que los daños que había sufrido la zona arqueológica habían sido menores, después de que se reportó el colapso de la cubierta metálica que resguardaba el área conocida como la Casa de las Águilas. Se dio a conocer que la estructura cayó vencida por el peso del agua y el granizo.

“Las afectaciones en las estructuras prehispánicas son menores, recuperables y restaurables”, dijo la Secretaría de Cultura el día de hoy en un comunicado, tras una evaluación preliminar de los daños; sin embargo, los reportes y peritajes más profundos reportaron que los daños fueron mayores.

Por otra parte, también se comunicó que el oficial Juan Romero, que resultó herido tras la caída de la valla metálica, se encuentra estable, fuera de peligro y está siendo atendido en un hospital de la Ciudad de México.

A su vez el presidente, Andrés Manuel López Obrador, prometió reparar los daños en el Templo Mayor de Ciudad de México tras la granizada.

“Desde luego que vamos a reparar la techumbre, se va seguramente a poner otra y con los arqueólogos, los especialistas, si se presentaron daños, se tiene que llevar a cabo la reconstrucción, el trabajo arqueológico necesario para reparar cualquier daño”, declaró el mandatario.

También comunicó que la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) “desde anoche están trabajando para ver si hubo daños”.

Por último, aclaró que no hubo daños en el Palacio Nacional, “solo hubo mucho granizo y había quejas de que hacía mucho calor”.

Los capitalinos fueron sorprendidos la tarde-noche del miércoles por la caída de lluvia y granizo, la cual dejó a su paso encharcamientos, inundaciones, caída de ramas, árboles y hasta colapso de techumbres en diferentes alcaldías.

A través de diferentes redes sociales, los habitantes de la capital compartieron fotografías y videos del momento en que Tláloc (Dios mexica de la lluvia y del relámpago) mostró todo su poder, en especial con lo que aconteció en el Templo Mayor, el centro ceremonial de la antigua Tenochtitlan.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil del Gobierno de la Ciudad de México activó para el día de ayer, 28 de abril, la alerta amarilla por altas temperaturas; sin embargo, el clima cambió drásticamente y se presentaron lluvias generalizadas, granizo y truenos.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronostica para la tarde de este jueves lluvias que podrían estar acompañadas de descargas eléctricas y granizo.

No obstante, se informó que el ambiente seguiría siendo cálido la mayor parte del día en la capital del país, pues se esperó una temperatura mínima de 13 grados y máxima de 31 grados Celsius.

La tormenta que se registró ayer y las lluvias que se esperan hoy por la tarde se deben a la presencia de un canal de baja presión en el centro del país. Lo cual favorece a la época de sequía y desabasto de agua que se estaba viviendo en la mayor parte de México.

De acuerdo con el SMN, dichas condiciones “generarán lluvias e intervalos de chubascos en la Ciudad de México y lluvias puntuales fuertes en el Estado de México, las cuales estarán acompañadas de descargas eléctricas, rachas fuertes de viento y posible caída de granizo”.