La Comisión Coordinadora de Transporte en el estado de Puebla exigió al gobierno local que autorice subir el pasaje de 6 a 7.50 pesos, debido no sólo al encarecimiento de las refacciones y mantenimiento, sino también al alza de 20% en gasolinas.

Por: Miguel Hernández 

Arturo Loyola González, representante de esa organización, mencionó que la modificación de la tarifa fue solicitada a la Secretaría de Infraestructura y Transportes (SIT) desde hace dos años, y que ahora resulta urgente por el gasolinazo.

Dijo que no es posible mantener las condiciones físico-mecánicas de las unidades con el precio de 6 pesos el pasaje, cuando se les exige a los concesionarios brindar un servicio de calidad.

“Se estaba pidiendo 1 peso, pero con el golpazo que nos dieron ahora, y con lo que se anuncia que a partir de febrero seguirá el incremento, lo que se está pidiendo ahorita es que por lo menos se ajuste a lo que se cobra actualmente en RUTA (metrobús), que es de 7.50 pesos”, refirió.

A finales del 2010, el gobierno estatal autorizó que el costo del pasaje para autobuses y microbuses pasara de 5 a 6 pesos; para vans subió a 5.50 pesos; a personas de la tercera edad se dio una tarifa especial de 4 pesos, y para usuarios con discapacidades motrices o visuales, el servicio es gratuito.

Loyola González dijo que en el caso de las refacciones mecánicas hay un incremento anual de 10%, a lo que debe sumarse el servicio de mantenimiento, este último mensual y por el cual los talleres cobran entre 3,000 y 4,000 pesos.

Mencionó que apenas con los 7.50 pesos, si fuera aprobado por el gobierno estatal, podrían paliar los costos de operación; “sin embargo, no hemos tenido respuesta en los últimos dos años que lo hemos solicitado”.

Delfino Reyes Bocardo, presidente de la Alianza del Transporte, dijo que es inevitable el alza del pasaje y que será cuestión de tiempo para que se autorice, pero debido a que faltan 26 días para que concluya funciones el sexenio estatal, dicha decisión correspondería al gobierno entrante a partir del 1 de febrero.

Comentó que algunos concesionarios compraron unidades hace tres años para no perder sus permisos, pero con la tarifa de 6 pesos no pueden seguir cubriendo las mensualidades y el mantenimiento.

Recordó que la entrada en vigor del metrobús poblano propició que desaparecieran más de 40 rutas de los derroteros que cubren ahora las líneas 1 y 2 del nuevo transporte, por lo que quienes adquirieron nuevas unidades y ya no pudieron trabajar tuvieron que venderlas 40% por debajo de su valor.

Ambos dirigentes dijeron que si no hay respuesta a la petición de incremento, entonces esperarán a que entre el nuevo mandatario, Antonio Gali Fayad, para planteárselo.

No habrá aumento: gobierno

El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, sentenció que no habrá tal autorización y que a los transportistas que cobren más se les quitará la concesión, situación por la que implementarán operativos para vigilar y tomar las quejas de los usuarios, tanto en la ciudad como en el interior del estado.

Texto publicado originalmente en: El Economista