Infobae

Un tramo de un puente de la ciudad de Génova se derrumbó este martes cerca del mediodía italiano. El Cuerpo de Bomberos informó que buscan a las víctimas entre los vehículos caídos al vacío y bajo los escombros. El Ministerio del Interior de Italia confirmó al menos 35 muertos. Las primeras cifras oficiales agregan que entre los fallecidos hay un niño, que hay 10 desaparecidos y 14 heridos, de los cuales cinco están en grave estado. Continúan los trabajos de rescate de cientos de bomberos que remueven los escombros en busca de sobrevivientes. La tragedia ocurrió en el puente Morandi, de 1.182 metros de longitud y una altura de 90 metros: se vino abajo un tramo de dos carriles de unos 100 metros de longitud. Entre 30 y 35 automóviles y tres camiones circulaban por el viaducto al momento del derrumbe, según confirmó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, citado por Ansa. Algunos vehículos están debajo de los escombros y los equipos emplearon perros de búsqueda para rescatar a las víctimas. Los medios apuntan a que puede haber una decena de vehículos afectados. Los bomberos explicaron que el derrumbe se produjo en torno a las 12:00 locales (10:00 GMT) y están trabajando activamente con medios del equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR, por sus siglas en inglés). La Policía informó del derrumbe y explicó que se produjo después de “una violenta tromba de agua”. El puente fue inaugurado en 1967 y une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia Milán (norte). Une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia Milán (norte) El viaducto se encuentra emplazado sobre una zona urbana, en la que hay centros comerciales, edificios residenciales y áreas industriales. El ministro de Infraestructuras de Italia, Danilo Toninelli, sigue “con la máxima aprensión” lo sucedido en Génova, que se perfila, dijo en Twitter, como una “inmensa tragedia”. Por su parte, Edoardo Rixi, viceministro de Infraestructura de Italia, afirmó: “Es un escenario dramático”. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se trasladará este martes a Génova para conocer lo sucedido después del derrumbe de un tramo de un viaducto en esa ciudad italiana. Fuentes oficiales explicaron que se reunirá con las autoridades locales en la Delegación del Gobierno en esa ciudad italiana, donde permanecerá también este miércoles. Por su parte, el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, se trasladará a Génova el miércoles, confirmaron a EFE fuentes oficiales. El ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, dijo que el Ejecutivo está “siguiendo minuto a minuto la situación” y agradeció a los “200 bomberos que ya están trabajando para salvar vidas”.