Trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Puebla denunciaron este miércoles abusos de autoridad, despidos injustificados y falta de rendición de cuentas sobre el uso y destino de las cuotas, durante los últimos tres años, por parte del líder sindical Gonzalo Juárez Méndez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Ayuntamiento de Puebla, Instituciones Paramunicipales y Organismo Públicos Descentralizados “Licenciado Benito Juárez García”.

Por Yadira Llaven Anzures

En rueda de prensa, Antonio Ramírez Martínez, empleado sindicalizado activo con número de control 307573, como se muestra en sus recibos de nómina adscrita a la Dirección de Abasto y Comercio Interior, exigió también la reinstalación de por lo menos 10 mujeres despedidas de manera injusta, una de ellas madre soltera y con un hijo con síndrome de Down.

Por lo que pidió públicamente al alcalde de Puebla, Luis Banck Serrano, “no actuar como verdugo bajo la manipulación de los que dicen representar los derechos de la base trabajadora sindicalizada, y evitar la represión, la inquisición laboral, los cambios injustificados de áreas y despidos injustificados”.

El integrante del Movimiento de Regeneración Sindical confió que por las declaraciones hechas este miércoles ante los medios de comunicación, no sea sujeto de ningún tipo de inquisición judicial, administrativa o laboral.

Se llevó a cabo la 4ta Asamblea General Ordinario donde estuvieron presentes el Alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, el Presidente Municipal de San Miguel de Allende, Ricardo Villarreal García, el Rector General de la Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial, Homero Gamboa Martínez, Presidente Municipal de Tlacotalpan y Rosalind Muñoz Sánchez, Presidenta de la Comisión Especial para el Patrimonio Cultural de México.

Antonio Ramírez Martínez, integrante del Movimiento de Regeneración Sindical, solicitó una audiencia con Luis Banck para que escuche a la base trabajadora. Foto:Esimagen

En ese sentido, solicitó una audiencia con Luis Banck para que escuche a la base trabajadora, a fin de conocer la situación que impera laboralmente al interior del Ayuntamiento.

Destacó que de esta situación laboral ya tienen conocimiento la delegada de la Secretaría del Trabajo federal, Vanessa Barahona.

En la rueda de prensa, Antonio Ramírez estuvo respaldado por integrantes del Observatorio Ciudadano Laboral Poblano, así como del líder del Sindicato Autónomo del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Satcobaep), Jorge Rosas Yáñez.

En representación de sus compañeros sindicalizados, que por miedo a ser despedidos prefieren reservarse su identidad y no estar presentes, demandó a Juárez Méndez informe sobre qué ha hecho con sus cuotas sindicales durante los últimos tres años.

“Los trabajadores del Ayuntamiento seguimos sin reconocer a Gonzalo Juárez, quien llegó al cargo sin mayor mérito más que ser amigo del ex secretario de Administración Municipal, Rafael Ruiz Cordero”, acusó.

Ante lo expuesto demandó la renovación del comité del sindicato del Ayuntamiento de Puebla, luego de señalar que de manera irregular Gonzalo Juárez continúa en el cargo, cuando ya debió haberse publicado la convocatoria para la renovación sindical.

Sindicato del Ayuntamiento de Puebla violenta Ley Federal del Trabajo

 

Gonzalo Juarez Méndez, secretario general del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento Benito Juárez

Gonzalo Juárez llegó al cargo sin mayor mérito más que ser amigo del ex secretario de Administración Municipal, Rafael Ruiz Cordero, acusó Antonio Ramírez. Foto:Esimagen

Antonio Ramírez dijo el personal desconoce qué hace el sindicato con sus aportaciones económicas, lo cual es una clara violación al Artículo 6 apartado A fracción I del Artículo 373 de la Ley Federal del Trabajo, así como de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Desde que inició este gobierno, explicó que no ha rendido cuentas de la administración del patrimonio sindical, tampoco saben qué situación guardan los ingresos por cuotas sindicales y otros bienes, además de las finanzas.

El trabajador con una antigüedad de 11 años laborando en el Ayuntamiento de Puebla informó que personal que reclamó sus derechos y denunció las injusticias y amenazas fueron despedidos en 2016, pero denunció que las amenazas siguen vigentes en palabras y acciones de Gonzalo Juárez.

En ese sentido, Antonio Ramírez retó al dirigente sindical Gonzalo Juárez que despida a todos los empleados que no lo reconocen como secretario general, pues se trata de la mayoría de los trabajadores de la Comuna.

“A partir de mayo de 2014, sospechábamos del comienzo de desvíos de cuotas sindicales de acuerdo por una publicación hecha por el periódico digital Status, en donde se menciona el pago  de 125 mil pesos mensuales por los honorarios a un asesor jurídico de nombre Manuel Morales Rijo”, informó.

Este supuesto abogado –refirió- fue impuesto por el ex síndico municipal Hector Sánchez Sánchez. Desde entonces, las amenazas de despidos han sido herramientas comunes y efectivas para acallar a quienes protestaban.

Exigen renovación sindical; Gonzalo Juárez no representa a la base

 

Trabajadores de gobierno acusan a Rafael Ruiz Cordero por hostigamiento laboral y represión. Piden cese a las actitudes hostiles.

Trabajadores de gobierno acusan a Rafael Ruiz Cordero por hostigamiento laboral y represión. Piden cese a las actitudes hostiles. Foto:Esimagen

Ante lo expuesto, los trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Puebla exigieron se convoque a una nueva asamblea, pues Gonzalo Juárez no representa los intereses de la base trabajadora.

Además –reclamaron- se publiquen los estatutos y condiciones generales de trabajo, y estos a su vez sean entregadas a cada compañero sindicalizado para que les permitan saber nuestros derechos y así poder defendernos.

Finalmente, demandaron se reinstale los diez compañeros despedidos injustificadamente durante la administración de Rafael Ruiz Cordero, con la complacencia y pasividad de Gonzalo Juárez; y que los delegados sindicales cumplan con su obligación y traten por igual sin discriminar a los que se han manifestado, dando seguimiento y tramite a los días económicos préstamos y demás derechos sindicales.

 

 

Texto publicado originalmente en: La Jornada de Oriente