El pasado 8 de septiembre del año en curso, se dio el reporte de una estudiante de Ciencias Políticas de la UPAEP, la cual había tomado un auto Cabify a las 5 de la mañana para volver a su casa, cosa que nunca ocurrió.

El reporte se dio al día siguiente, y en redes sociales surgieron cantidad de hashtags para denunciar la desaparición de la chica.

Obvio, el primer sospechoso era el chofer de Cabify, quien de manera voluntaria se presentó a declarar al día siguiente “comprobando” que había llevado a la chica hasta su destino.

El caso siguió, y la policía indagó varias pistas de su desaparición llevando hasta la casa del chofer, Ricardo Alexis “N”, en donde encontraron ropa ensangrentada de la chica.

La Fiscalía de Puebla procedió a detenerlo el día 12 de septiembre, y fue hasta el 15 del mismo mes, cuando se encontró lamentablemente a la chica sin vida, con marcas de violación y estrangulamiento.

El caso es lamentable por donde se le vea, pero vamos aclarando mentiras que están circulando de parte de grupos “feministas” que están sacando provecho de la situación:

“No se ha hecho justicia”

No, sí se ha hecho, pues el responsable fue detenido y pasará el resto de su vida tras las rejas. Eso es hacer justicia. NO se puede evitar que haya locos capaces de hacer este tipo de cosas, lo que sí se puede hacer, es detenerlos cuando las cometan.

Así es, por duro que suene, se está haciendo justicia

La Fiscalía de Puebla ha actuado con profesionalismo y rapidez. El culpable fue rastreado y detenido.

Cabify es culpable

Para nada. La empresa tiene controles rigurosos para contratar y dejar registro de todos los movimientos. La aplicación funcionó y de hecho fue la clave para dar con el chofer, cosa que no hubiera sido tan fácil con un taxi normal. La aplicación no tiene la culpa que un psicopata se les haya infiltrado burlando los procesos.

Fue un “feminicidio”

No, no la mataron por ser mujer, la mataron porque un loco la secuestró para violarla. Matarla por ser mujer sería que la hubiera matado al abordar el coche de Cabify por el odio que el chofer le tiene a las mujeres. De lo contrario, es asesinato, u “homicidio”, que no viene de la palabra “hombre”, sino de “humanidad”.

Obvio, es una tristeza lo que le paso a la chica

Pero sí es importante recalcar que el gobierno no es niñera de nadie. Cada quien debe poner de sí para no ponerse en peligro. El gobierno cumple al detener al asesino luego de cometerse la fechoría.

Las marchas son necesarias

No, como se dijo, ya se hizo justicia, y estos grupos extremistas que nada tienen que ver con el espíritu original del feminismo, sólo buscan un pretexto para crear caos en su agenda misándrica. Es irrelevante que se hagan marchas. Justicia ya se hizo.

Hay una crisis de “feminicidios”

 No, de hecho, el 88% de asesinatos son hacia hombres, obvio, el 12% restante son mujeres. Todo asesinato es lamentable, pero indignarse sólo por los sucedidos a las mujeres, es vil y deleznable, y con una clara intención de la agenda marxista.
Texto originalmente publicado por: Mitófago