Las autoridades de Mannheim indicaron que un atacante abrió fuego con un arma larga en un auditorio y luego se quitó la vida

 La víctima que murió es una estudiante alemana de 23 años, dijo el director de la policía de Mannheim, Siegfried Kollmar. Las tres personas heridas también son estudiantes mujeres alemanas

OTRO TRANSEÚNTE, un italiano-alemán, resultó levemente herido en el tiroteo, dijo la policía. En el momento del ataque, 30 personas se encontraban en el auditorio

Infobae/CNN

Un hombre mató a una persona e hirió a otras tres en un tiroteo en la Universidad de Heidelberg, en el sudeste de Alemania, en la que el atacante abrió fuego con un arma larga y luego se quitó la vida.

Fuentes policiales confirmaron que una joven murió por los disparos, que ocurrieron en un auditorio del centro de estudios. Previamente, las autoridades habían reportado otros tres heridos de gravedad.

Según informó el periódico Bild, el autor del tiroteo se quitó la vida. Las primeras evidencias apuntan a que actuó en solitario y disparó a mansalva.

En tanto, la agencia DPA reportó que se cree que el agresor era un estudiante, y que los funcionarios de seguridad dicen que los primeros indicios son que no tenía ningún motivo político o religioso.

Las fuerzas de seguridad han acordonado la zona y apremiado a los ciudadanos a alejarse del lugar, según la cuenta de la Policía en Twitter.

La policía también dijo que “no tenía conocimiento de ninguna carta en la que se reivindicara la autoría”, al tiempo que pedía a la población que evitara las especulaciones.

Según las informaciones de la cadena pública Südwestrundfunk (SWR), la universidad pidió por mail a sus estudiantes que no acudieran al campus del barrio de Neuenheimer Feld por el momento. Aunque “ya no hay una amenaza inminente”, según SWR.

Heidelberg es una pintoresca ciudad universitaria del estado de Baden-Wuerttemberg, con una población de unos 160,000 habitantes. El campus Neuenheimer Feld de la universidad alberga departamentos de ciencias naturales, parte de la clínica universitaria, así como un jardín botánico.

Alemania se ha visto afectada en los últimos años por una serie de atentados, en su mayoría perpetrados por yihadistas o militantes de extrema derecha.

Sin embargo, los tiroteos en escuelas son relativamente raros en Alemania, un país con una de las leyes de armas más estrictas de Europa.

El atacante vivía en Mannheim, de acuerdo al funcionario de la policía, y agregó que se registraron las instalaciones de su casa. Las autoridades no lo conocían, agregó el fiscal en jefe. Y señaló que, hasta donde las autoridades saben, el perpetrador no tenía una licencia de armas. La policía dijo que compró los rifles en el extranjero.

Inmediatamente antes del tiroteo, el agresor envió un mensaje de WhatsApp diciendo que “la gente debería ser castigada” y que no quería ser enterrado en un cementerio sino en el mar, según la policía.

Poco después del tiroteo, un portavoz de la policía le dijo a CNN que el perpetrador era un “hombre joven”.

Inicialmente, se reportó que una operación policial a gran escala se desarrollaba en la ciudad de Heidelberg, en el suroeste de Alemania. “La policía y los servicios de emergencia están en la escena”, agregó la agencia en ese momento.

La policía de Mannheim dijo que 400 policías llegaron a la escena después del incidente.

 

En 2009, un ex alumno mató a nueve estudiantes, tres profesores y tres transeúntes en un tiroteo en una escuela de Winnenden, también en Baden-Wuerttemberg. El pistolero se suicidó después. En 2002, un ex alumno de 19 años, aparentemente en venganza por haber sido expulsado, mató a tiros a 16 personas, entre ellas 12 profesores y dos alumnos, en un colegio de la ciudad de Erfurt, en el centro de Alemania. También se suicidó.

Ambas masacres se llevaron a cabo con armas legales y estimularon a Alemania a endurecer sus leyes sobre armas.

Actualmente, el país exige a los menores de 25 años que pasen un examen psiquiátrico antes de solicitar una licencia de armas.

En otro incidente en 2016, nueve personas murieron cuando el pistolero David Ali Sonboly se ensañó con un centro comercial en Múnich. El tiroteo provocó un nuevo debate sobre si Alemania debería poner más restricciones a la posesión de armas.