• El gobernador texano, Greg Abbott, identificó al tirador como un estudiante de 18 años de la Escuela de Uvalde; autoridades confirmaron la muerte del sospechoso

BBC

Nueva tragedia en Estados Unidos; ayer se registró un tiroteo en la ciudad texana de Uvalde, donde al menos 14 niños y un maestro murieron cuando un joven de 18 años abrió fuego contra alumnos y maestros de una escuela primaria. El ataque ocurrió sobre el mediodía, hora local, en la Robb Elementary School, informaron las autoridades.

“El atacante disparó y mató, horrífica e incomprensiblemente, a 14 estudiantes y un maestro”, dijo el gobernador del estado, Greg Abbott, que fue quien confirmó la noticia.

Se desconocen de momento los motivos detrás del tiroteo.

El jefe de policía local, Pete Arredondo, dijo en una conferencia de prensa que había varias personas heridas, pero no dio cifras.

La Casa Blanca informó en un tuit que el presidente de EE.UU., Joe Biden, fue informado sobre las “horribles noticias” del tiroteo y que las oraciones del mandatario estaban con los afectados en este “terrible evento”.

Se espera que Biden comparezca este mismo martes al regresar de su gira por Asia. El gobierno anunció que las banderas en edificios federales ondearían a media asta.

La Robb Elementary School tiene una matrícula de unos 500 estudiantes y casi el 90% de ellos son latinos. El último día de clases antes de las vacaciones de verano es el próximo jueves.

El tiroteo tiene lugar días antes de que comience en Houston la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle, que defiende el derecho a portar armas en EE.UU., y a la que está previsto que asista el expresidente Donald Trump.

Qué pasó

Poco después de conocerse la noticia, el Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, unos 135 km al oeste de la ciudad de San Antonio, le confirmó a la BBC que los estudiantes de la Robb Elementary School habían sido evacuados.

La policía de Uvalde informó, por su parte, que fue notificada de un “tirador activo” en la escuela al mediodía del martes y que había enviado allí unidades especiales.

Más de 40 minutos después, dijo en Facebook que el atacante había sido arrestado.

Abbot contó que el atacante portaba una pistola, y al parecer un rifle, y parqueó su auto a la entrada de la escuela antes de comenzar a disparar.

“Todo el mundo estaba como loco porque los niños tenían miedo y salían corriendo de la escuela”, relató Isaias Melendez, un testigo del suceso, a la cadena ABC.

Qué se sabe del atacante

Abbot identificó al atacante como Salvador Ramos (o Romas, según indican otros medios), un adolescente de 18 años.

El gobernador contó que el joven era residente de la comunidad de Uvalde y que estudiaba en la escuela secundaria de la localidad.

Aunque inicialmente la policía informó que estaba “en custodia”, luego Abbot informó que había muerto. No se conocen de momento las circunstancias en que el atacante perdió la vida.

El jefe de policía local, Pete Arredondo, dijo en una conferencia de prensa que las informaciones que tienen las autoridades de momento indican que el adolescente actuó solo.

Fuentes cercanas a la investigación del tiroteo dijeron al diario The Washington Post que el atacante había cumplido los 18 recientemente y que no tenía antecedentes penales.

Qué se sabe de las víctimas

El Hospital Uvalde Memorial señaló en un principio en Facebook que 15 niños fueron trasladados a sus instalaciones “en ambulancias o autobuses”, aunque no está claro de momento su condición o edad.

Arredondo contó que a esta escuela asisten niños que están en segundo, tercero y cuarto grado, lo que implica que las edades de los alumnos oscilan entre los 7 y los 10 años.

Abbot indicó además, que aparentemente, el sospechoso disparó contra su abuela antes de atacar la escuela.

Previamente, fuentes médicas habían contado que una mujer de 66 años estaba siendo tratada en un hospital de San Antonio y que se encontraba en estado crítico.

Una niña de 10 años también fue reportada en estado grave.

Dos oficiales resultaron heridos tras un intercambio de disparos con el atacante, aunque sin peligro para sus vidas.

Cuáles son los antecedentes

Los tiroteos en escuelas se han convertido en emergencias recurrentes en EE.UU., con 26 registrados el año pasado, según EdWeek, una publicación especializada en educación.

En un reporte publicado hace unos días, el FBI indicó que la cantidad de tiroteos en todo el país había aumentado considerablemente 2021 al doble de los registrados antes de la pandemia.

El tiroteo en Texas de este martes es el más mortífero en una escuela primaria en EE.UU. desde el ocurrido en la Escuela Primaria Sandy Hook en 2012, según datos de Everytown for Gun Safety.

En la Sandy Hook, ubicada en Connecticut, murieron 20 niños y 6 adultos.

Tras conocer sobre el incidente, el fiscal general de Texas, Ken Paxton (del Partido Republicano), sugirió que la solución a los tiroteos en las escuelas es armar a los maestros.

Mientras tanto, el senador Chris Murphy (demócrata.), el estado donde ocurrió el tiroteo de Sandy Hook en 2012, abogó en el pleno del Senado por una legislación para el control de las armas.