Con una marcha, alumnos de la UTP, ITP, BINE, ECCH, entre otras, se dirigieron hacia la Facultad de Medicina, donde fueron recibidos por los universitarios BUAP, quienes agradecieron la solidaridad

Jesús Lemus/Ignacio Badillo

En Puebla creció la inconformidad luego del asesinato de un estudiante de la BUAP y dos de la Upaep, además de un chofer de Uber, en Huejotzingo, situación que movilizó a otras instituciones que se sumaron a las protestas pacíficas para exigir se esclarezcan los acontecimientos criminales del domingo pasado. Alumnos de la Universidad Tecnológica de Puebla (UTP), Instituto Tecnológico de Puebla (ITP), Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE), Escuela de Comunicación y Ciencias Humanas (ECCH), la Libre de Derecho y la Universidad del Valle de Puebla (UVP), decidieron suspender clases para exigir justicia por el asesinato de los jóvenes.

A las 7:00 horas de ayer, un grupo de estudiantes se colocó en la entrada del ITP con pancartas en mano para iniciar un paro de labores indefinido hasta que se esclarezca el asesinato de Ximena, José Antonio y Francisco Javier, estudiantes asesinados en Huejotzingo el pasado 24 de febrero junto con Josué Emmanuel, el conductor de Uber. Durante la protesta pacífica de la UTP, también se observó una lona que decía “esta vez fue un águila, esta vez fue un lobo”, en referencia a las mascotas emblemáticas de la Upaep y BUAP, dejando en claro que no quieren que un “león” se sume a la incidencia delictiva que vive Puebla y porque esta especie representa al Instituto Tecnológico de Puebla.

“Esta vez fue un águila, un lobo, y ¿si mañana es un león?” se apreciaba en una de las pancartas de los estudiantes que exigen justicia por los asesinatos de los estudiantes y mayor seguridad para su campus, pues señalaron que tras la construcción de Parque Puebla en la zona, se incrementaron los asaltos a mano armada a los estudiantes y aumentó el ambulantaje.

Durante el avance hacia el Zócalo capitalino, los alumnos de la Escuela de Comunicación y Ciencias Humanas se unieron a la marcha, quienes, con pancartas y mantas, mandaron mensajes de solidaridad a los universitarios BUAP y Upaep, además recordaron a su ex compañero, Erick Bolio, quien fue asesinado en 2017, luego de intentar frustrar el asalto de una unidad del transporte público, “Erick Bolio, la ECCH no te olvida”, escribieron los alumnos de Comunicación.

Al llegar a la Facultad de Medicina, en la 31 Poniente y 13 Sur, los jóvenes asistentes lanzaron gritos de protesta durante algunas horas más, mismos que fueron bien recibidos por los alumnos de dicha facultad, quienes agradecieron el gesto a sus compañeros de otras universidades y les ofrecieron agua y comida. En las inmediaciones de la UTP, también se manifestaron los alumnos para exigir mejores estrategias de seguridad, luego de referir que se enfrentan a diversos asaltos antes de entrar y después de salir de clases.