Por: María Muñoz

De los dos mil 931 árboles que existen en el trayecto que recorrerá la línea 3 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), sólo dos mil 704 se mantendrán. De éstos, 227 no aparecen en la ficha técnica de la dependencia estatal, y se desconoce el destino que tendrán, por lo que esto genera dudas sobre la aplicación de la restitución de árboles del proyecto enmarcado en el impacto ambiental. Con base en la ficha técnica de la Secretaría de Infraestructura Estatal se ajustó el proyecto para reducir de 436 a 283 el número de especies intervenidas en el corredor Valsequillo-CAPU. Las últimas modificaciones que hizo la dependencia del proyecto Ruta, en cuanto a la intervención de árboles se redujo casi a la mitad, que pasó de 436 a 283 las especies intervenidas. De los 283 árboles intervenidos, 56 serán integrados en paraderos ecológicos, 162 trasplantados y sólo 65 derribados.

En el caso de las especies a trasplantar, la dependencia a cargo de Xabier Albizuri Morett, explicó que los árboles serán removidos con extremo cuidado, con el objetivo de preservar la raíz y que tenga vida en otro espacio de la ciudad. Este proyecto se suma a las líneas 1 y 2. Los 65 talados, es decir, cuya vida concluirá con esta obra, serán repuestos con 325 nuevos árboles que serán sembrados en diversos puntos, entre ellos, los parques Juárez y Pérez Benítez. En este caso, los árboles que serán sembrados serán de tipo: fresno, liquidámbar y trueno debido a que son resistentes, producen más oxígeno y son jóvenes. Respecto a los 56 árboles que serán añadidos a los paraderos de la línea 3 de RUTA, Infraestructura Estatal aseguró que se garantiza la supervivencia de los mismos. Para evitar daños a los árboles del camellón, se estableció un cerco o pasillo de protección que previene afectaciones por la construcción de dicha obra. Es importante mencionar que el retiro de estos árboles ha sido criticado por activistas, incluso por los propios vecinos de Xilotzingo, debido al impacto ambiental.