Ahora si a Duarte le llovió sobre mojado y todo parece indicar que debido a que tiene daños psicológicos,  tendrá que tomar antidepresivos y ansiolíticos recetados por un médico, luego de las agresiones que sufriera Duarte en la prisión.

Según Eje Central el pasado 2 de mayo el veracruzano fue objeto de agresiones físicas y psicológicas por encargados del penal.

Pero tal parece que Javidú está mintiendo sobre las agresiones, ya que el juez Carlos Guerra señaló que es falso que el ex funcionario mexicano sea víctima de agresiones, pues no presenta ningún trastorno mental.

Duarte fue capturado el 15 de abril en un hotel de Guatemala y es acusado de cometer actos de corrupción mientras gobernaba en el estado de Veracruz.

Texto publicado originalmente por: Terra