Exclusivas Puebla

La dirigente de Antorcha Campesina en Puebla, Soraya Córdova Morán, se ha caracterizado, al igual que todo su movimiento, de criticar al Gobierno Federal morenista, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, pues sus nexos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los propios orígenes del mismo a eso lo han orillado.

Ahora, con la renovación de diversos cargos públicos, buscará continuar con sus malas prácticas que la distinguieron, mientras se encontraba en la Cámara de Diputados, pues contiende por el Distrito XX, con cabecera en Puebla, dentro del Poder Legislativo.

 

SIN LICENCIATURA NI MAESTRÍA

 

Durante su paso por la Cámara de Diputados, presumió tener una Licenciatura en Médico Cirujano y Partero, además de contar con una maestría en Educación Superior; sin embargo, en el Registro Nacional de Profesiones no cuenta con ninguno de estos dos nombramientos.

Esto viola a la ley ya que, dentro del Código Penal del Estado de Puebla, en el artículo 254 fracción II, menciona que “Quien al declarar ante cualquier autoridad en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, faltare a la verdad en relación con los hechos que motivan la intervención de ésta (…) La sanción del delito de falsedad en declaraciones e informes dados a una autoridad se agravará hasta en dos tantos…”

Lo anterior también deja entrever una ineficiencia total por parte de la Cámara de Diputados para verificar la información que cada diputado presenta, tal como su escolaridad. 

IMPRODUCTIVIDAD LEGISLATIVA

 

Mientras se desempeñaba como diputada federal, durante el periodo legislativo (3 años) consiguió presentar un total de 2 iniciativas.

Estas fueron para modificar la Ley General de Desarrollo Social, para lo cual reformó y adicionó 2 veces.

 

SIN TÍTULO Y COBRANDO DENTRO DE LA SECRETARÍA DE EDUCACIÓN

 

De igual forma, su nombre aparece en la Plataforma Nacional de Transparencia, pues al desempeñarse dentro de la Secretaría de Educación como profesora de diversas asignaturas hasta junio de 2020, cobraba salarios que iban de los 4 hasta los 7 mil 900 pesos. 

Así también, como profesora en la Subsecretaría de Educación Superior, llegó a cobrar un sueldo equivalente a los 8 mil 259 pesos.

¿Con esas mentiras ahora planea llegar al Congreso local? ¿Dónde están sus títulos que acreditan su licenciatura y maestría? ¿Busca mantener los beneficios para Antorcha Campesina desde el Congreso local como en su momento lo hizo desde la Cámara de Diputados?