En un auto, no todo es lujo, potencia y diseño; debes conocer que sistemas preventivos y correctivos de accidentes tiene tu automóvil.

Por: Jesús Ignacio Badillo López

Actualmente, los autos deben cumplir con ciertos estándares de seguridad para poder salir al mercado; muchas veces, la cantidad de sistemas de seguridad que tiene un auto se ve condicionada por el precio, ya que, entre más caro, debe ofrecer más seguridad a sus ocupantes (independientemente del equipamiento y lujo). En esta ocasión, te explicaremos algunos de ellos, su función, finalidad y cómo actúan.

Cuando hablamos de seguridad en un auto, uno de los sistemas más comunes, son los famosos “Frenos ABS” que abrevian las palabras en inglés “Anti-Block System” lo cual se traduce como “Sistema de NO bloqueo”. Es de los sistemas más útiles y de los cuales hacemos uso de manera constante. Este sistema actúa cuando pisas el pedal de freno a fondo, lo cual, en un auto que no tiene ABS, haría que las llantas se bloquearán y derraparán, esto con ayuda de la velocidad y la inercia, hará que el auto siga avanzando con las llantas amarradas durante unos metros más hasta que la fricción de las llantas y el piso acaben deteniendo el auto. Los ABS hacen que las balatas aprieten el disco de forma intermitente y progresiva, haciendo que el auto disminuya su velocidad de forma más eficiente; todo esto evitará que, cuando pises el freno a fondo, tu auto derrape, evitando así un accidente.

Otro sistema, que ya es un clásico de los automóviles, desde hace ya mucho tiempo, son las famosas “Bolsas de aire”. Muchos de nosotros las conocemos, y como ya sabemos, son una serie de bolsas colocadas de manera estratégica por los interiores del vehículo, para que, en caso de no poder evitar un accidente, salgas lo más ileso posible. Estas bolsas se activan gracias a unos sensores repartidos por el vehículo, pero no se activan solo por un “llegue”, el golpe debe tener una profundidad mínima de 30 centímetros sobre la carrocería para activar las bolsas de aire correspondientes.

De vuelta a los sistemas preventivos, pasamos con uno de los más importantes y que, sin duda, te puede salvar la vida al hacer una maniobra evasiva en la conducción; hablamos del “Control Electrónico de Estabilidad”. Este sistema tiene como principal función corregir la velocidad de cada llanta mediante los frenos, para así evitar que el auto pueda llegar a colear en una curva o en un “volantazo” para esquivar a algo o alguien, así también al pasar sobre hielo o piso mojado para evitar perder el control del vehículo.

Uno de los sistemas correctivos, es el “Bloqueo post colisión” y es muy sencillo; después de un accidente, el auto bloqueará los frenos para evitar que el auto siga avanzando por la inercia en caso que el conductor esté inconsciente y no pueda intervenir en la dirección y velocidad del automóvil, evitando así, impactar otro auto, lugar o atropellar un peatón.

Uno de los sistemas preventivos que se ha involucrado en los últimos años es el “Monitoreo de Punto Ciego”, que, mediante un led (generalmente de color naranja) ubicado en cada espejo lateral del auto, avisa al conductor que trae un objeto que probablemente no logre ver debido al ángulo muerto, así evitará doblar o cambiar de carril y cerrarle el paso al auto que viene junto, evitando así un percance.

 

Y no nos olvidamos del más común y que muchos lo pasamos por alto, el famoso y clásico “Cinturón de Seguridad”, que, en la mayoría de autos, viene de 3 puntos de sujeción. Este sistema evitará que, al dar o recibir un impacto, la inercia nos pueda hacer impactar con el volante (en un impacto frontal), lesionarnos el cuello (en un impacto lateral) o salir proyectado del vehículo en caso de impacto o volcadura.

Estos fueron algunos de los más importantes y comunes, recuerda que lo más importante es la seguridad, así que, si estás pensando comprar un vehículo nuevo, recuerda revisar que ofrece de seguridad para ti y tus acompañantes.

Cuéntanos si conocías algunos de los sistemas que mencionamos previamente, si tu auto cuenta con alguno de estos sistemas o tu interacción con algunos de ellos.