Gonzalo Juárez y sindicalizados criticaron el nepotismo con el que se condujo y cerró la administración de Vivanco

 

Carolyne Rodríguez|@carolyne_rb

 

Pese a que la administración saliente encabezada por Claudia Rivera Vivanco se ostentó como una de las más pulcras, a tres días de que concluya su mandato ha empezado a revelar su verdadero rostro, que es el del agandalle y el nepotismo.

El líder del sindicato independiente del Ayuntamiento, Gonzalo Juárez Méndez, reprochó a la presidenta municipal, Claudia Rivera, que la mayor parte de las bases que se entregarán en el fin del trienio sean para sus allegados, lo que calificó como una violación a sus derechos y aseguró que la autoridad saliente no tiene oficio político, visión y talento para discutir y llegar a acuerdos.

A través de un comunicado, el representante de los trabajadores indicó que este lunes se avala “la mayor falta de respeto” hacia el sindicato y ejercer una clara violación a sus derechos como no se había presentado en estos últimos tiempos.

“La falta de oficio político, visión y talento para discutir y llegar a acuerdos, hoy quedarán manifestados; para quienes consideran un asunto menor, informo que entregar nombramientos de base sin un acuerdo entre el sindicato y administración es violatorio a lo establecido en las cláusulas 12 y 156 de las condiciones generales de trabajo”, se lee en el comunicado.

La tarde de este lunes, previo al cabildo, los inconformes se manifestaron a las afueras de palacio municipal.

 

“DIJERON QUE ERAN DIFERENTES Y SALIERON PEOR”: REGIDORES

 

Luego de la aprobación de las bases, la priista Silvia Tanús Osorio refirió que el sindicato está para defender a sus agremiados por lo que avaló la movilización que al momento de la sesión se desarrollaba a las afueras de palacio municipal.

“Dentro de las bases que están dando, hay gente que no tiene ni 15 días, ¿no que con ustedes se iban a hacer las cosas de otra manera?; ¿no que la cuarta transformación dice no mentir, no robar y no traicionar? Qué pena que esta administración termine teniendo a sus propios trabajadores en contra de las decisiones que se han tomado”, dijo.

En su turno, el panista Enrique Guevara Montiel sostuvo que al otorgar las bases de esta manera se corroboró que hubo un verdadero “agandalle”, y lamentó que no se haya tomado en cuenta a los trabajadores que llevan años de servicio.

“Hay bases que son para sobrinos, para primos y para hijos de algunos integrantes de este Ayuntamiento y eso no es lo que no se vale. Ustedes echaron en cara que la anterior administración había impuesto bases, ustedes no se conforman con 84, van por 100, a mí me acusaron que había metido un cuñado mío, cuando ni siquiera voté. Algunos no tienen la antigüedad y salieron beneficiados, no se tomó en cuenta a la base trabajadora y ustedes en una manera supuestamente transparente otorgaron bases”, dijo.

Agregó que con este actuar se está buscando dejar de manos atadas al presidente municipal entrante, Eduardo Rivera Pérez; “se revisará base por base”, aseguró.

“Al final de cuentas, decían que eran diferentes, que no mentían, que no engañaban y no robaban. Este Ayuntamiento es el peor de la historia de Puebla, la presidenta municipal y su gabinete quedan como el peor Ayuntamiento de la historia y eso se va a decir letra por letra, porque al final de cuentas todo lo que se diga, quedará en actas de Cabildo”, dijo.