Jorge Barrientos

El Diputado Local y Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Carlos Martínez Amador, vio con buenos ojos la propuesta del Alcalde Luis Banck Serrato de castigar con 36 horas de arresto a quienes cometan acoso callejero. Por ello, dijo que, en el Congreso poblano, están abiertos a discutir una reforma para tipificar como delito a quienes incurran en esta práctica antisocial en espacios públicos. Martínez Amador dijo que el Congreso podría aprobar un cambio a las leyes locales, aprovechando la existencia de una propuesta presentada en octubre de 2017. “Todo lo que podamos hacer en ese sentido, ténganlo por seguro que lo vamos a sacar, siempre y cuando exista consenso”. Asimismo, dijo que este ajuste a la Legislación podría realizarse en una sesión extraordinaria, antes que concluyan los trabajos de la LIX Legislatura.