Huffington Post

La petrolera Shell Exploración y Extracción de México arrasó en la subasta de licitaciones para perforar las codiciadas aguas profundas del Golfo de México. La compañía anglo-holandesa ganó 9 contratos de licitación, 5 en consorcio y 4 de forma individual, de los 29 licitados hoy por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). En segundo lugar, PC Carigali México Operations se llevó 6 contratos, 4 en consorcio y 2 de forma individual.

La ronda 2.4 fue una de las más esperada por las petroleras, pues abarca aguas profundas del Golfo de México, en donde se calcula que hay miles de millones de barriles de crudo. La subasta de 29 bloques es la mayor prueba de la reforma energética, que impulsó el presidente Enrique Peña Nieto, pues su objetivo es atraer miles de millones de dólares de inversión para recuperar la industria petrolera mexicana.

Shell Exploración y Extracción de México y Pemex Exploración y Producción fueron los ganadores del área 2 del bloque Perdido. Mientras que el área 5 fue ganada por Pemex. Las áreas 3, 4, 6 y 7 del mismo bloque fueron ganadas por Shell Exploración y Extracción de México y Qatar Petroleum International. En el bloque de Cordilleras Mexicanas, PC Carigali México Operations se llevó tres áreas: la 10 en consorcio con Repsol y Ophir, la 12 con Ophir México y PTTEP, y la 14 junto con Repsol. Mientras que Pemex fue el licitante ganador del área 18.

Las áreas 11, 13, 15, 16, 17 y 19 quedaron desiertas. Para el bloque de Cuenca Salina, la petrolera Shell ganó 4 licitaciones de las áreas 20, 21, 23 y 28. El segundo mayor ganador fue PC Carigali México Operations, que ganó de forma individual las áreas 25 y 26 y en consorcio con Repsol, Sierra, TPPE el área 29. El área 22 fue para Chevron, Pemex e Inpex; la 24 para Eni y Qatar Petroleum International; mientras que el área 27 que quedó desierta.

Las subastas previas traerán inversiones por 61 mil millones de dólares, sin embargo, México necesita diez veces más para que la producción petrolera vuelva a los niveles récord de 2004, dijo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. México enfrenta una dura competencia de rivales regionales interesados en atraer a grandes petroleras mundiales. Brasil, Argentina, Uruguay y Ecuador han liberalizado sus sectores y este año están subastando yacimientos de petróleo y gas.

Hace apenas tres meses, las grandes petroleras BP, Shell y Exxon conquistaron algunos de los territorios más codiciados en aguas profundas de Brasil. Desarrollarlos requerirá decenas de miles de millones de dólares. Esta es la lista de los ganadores de las 29 áreas licitadas: