Sería recomendable y “sano” que el magistrado del Poder Judicial de la Federación, Carlos Loranca Muñoz pida licencia a su cargo mientras concluye la investigación contra el presunto huachicolero, Othón Muñoz, alías “El Cachetes”, declaró el coordinador en Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana Puebla, Miguel Calderón Chelius.

En entrevista con CENTRAL, el académico consideró que si bien, Loranca Muñoz no se convierte en delincuente por tener una relación con “El Cachetes”, sí es necesario que exista alguna acción por su parte debido al cargo que ocupa.

No lo convierte a uno en delincuente. Ese hecho puede darse por múltiples razones. Cuando se ocupa un puesto de naturaleza delicada y hay una situación de este tipo, sí resulta conveniente que haya una separación del cargo porque puede interferir en el proceso de investigación. Si no fuera así no sería necesario”, dijo.

Calderón Chelius descartó que la imagen del magistrado se “manche”, al decir que “El Cachetes” no era conocido por tener actividades ilícitas y se presentaba ante otras personas como cualquier empresario.

Página Negra publicó que la relación entre el magistrado del Poder Judicial de la Federación, Carlos Loranca Muñoz y el presunto líder huachicolero, no sólo era de convivir en comidas con políticos morenovallistas.

En 2015, ambos conformaron la Sociedad Anónima “Energéticos Muñoz” para colocar una gasolinera en Acajete, enfrente de una escuela.

Texto publicado originalmente por:Periódico Central