La senadora por Baja California Sur y presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, posó portando un arma de 45 milímetros

Infobae

La senadora Lucía Trasviña Waldenrath lució un arma de fuego Glock 45 milímetros en una fotografía que circuló por redes sociales. La también presidenta de la Comisión de Seguridad Pública tiene la cacha de la pistola sobresaliendo de su pantalón y se le ve sonriente con el pulgar derecho arriba. La fotografía fue difundida una semana después de que un artefacto estallara en la oficina de su homóloga Citlalli Hernández. Ambas pertenecen al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). El líder de Morena en la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal, pidió a sus compañeros actuar con sensatez y tener presente que son parte del gobierno, después de que la foto circulara en redes sociales. Monreal, le dijo a los senadores de Morena que la responsabilidad incluye sus conductas, pues representan al Estado y a la sociedad. El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, les recordó que están prohibidas las armas en el recinto parlamentario y nadie puede ingresar con esos artefactos, ni siquiera los elementos de seguridad privada.

A finales de marzo, Trasviña subió al estrado para pedir a la oposición que no descalifiquen al presidente Andrés Manuel López Obrador. Antes, la tribuna del Senado la había ocupado el panista Marco Antonio Gama Basarte, quien dijo que eliminar las estancias infantiles era un acto de corrupción. Ese día la senadora por Baja California subió decidida al estrado, a decirle a los panistas y priístas que ellos nunca reclamaron los actos delictivos de los presidentes de sus partidos. “Son unos sinvergüenzas, cínicos. Lamento que estén aquí en el Senado, sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios”. La mujer concluyó su intervención de poco más de dos minutos diciendo “se los digo y se los sostengo. Y no les tengo miedo, cabrones”. Las palabras de la legisladora trascendieron porque, además, llamó “borrachín” al ex presidente Felipe Calderón. El ex presidente, que gobernó de 2006 a 2012 en México, se mostró sorprendido en Twitter porque Trasviña porta en la fotografía un arma de uso exclusivo del ejército y señaló que la senadora comete dos delitos: uso ilegal de armas y apología del delito. Que la senadora porte un arma va en contra de uno de los lemas que López Obrador impulsó desde su campaña y sostuvo en su gobierno: “abrazos y no balazos”.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA