Como sabemos el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, siempre fue de lujos y excentricidades, pero esta vez cruzó la línea, pues en su segunda audiencia llegó con tremendo look  hípster: barba y bigote crecido, así como el pelo corto.

Duarte emitió en sus primeras declaraciones el trato que recibe en el penal guatemalteco de Matamoros  y contrario a lo que había dicho que no tenía una buena cama y ni amigos, dijo que lo trataban bien.

Al tribunal, el esposo #MerezcoAbundancia fue trasladado al penal de Matamoros, al cual llego el pasado 15 de abril cuando lo agarraron “vacacionando” en Guatemala.

Durante la audiencia, el veracruzano será notificado cuándo lo extraditaran a México, así como de los delitos que pesan en su contra como el abuso de autoridad, incumplimiento de deber  legal, peculado, tráfico de influencias y coalición.

Texto Publicado originalmente por: Terra