¿Ahora que está en la ASE, cómo va a señalar irregularidades de cuando ella misma se encontraba en el Capcee? 


Exclusivas Puebla


Luz Aída Deloya Cobián, hermana del ex candidato a la presidencia municipal de Puebla, Guillermo Deloya Cobián, mantiene una estrecha relación con la empresaria Bertha Richard, ex colaboradora del morenovallista, y con el actual magistrado Benito Cruz Bermúdez.

Imagen que exhibe la relación entre Aída Deloya y Bertha Richard
Imagen que exhibe la relación entre Aída Deloya y Bertha Richard

Aída Deloya ingresó a la Auditoría Superior del Estado (ASE) en enero de 2020, por recomendación de Bertha Richard, tras perder su posición como directora administrativa del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE), mismo que ahora es investigado por un presunto desvío de recursos por 173 millones de pesos.
Debido a su buena relación con el titular de la ASE, Francisco Romero Serrano, en poco tiempo ascendió como subdirectora del área administrativa del órgano, pasando a tener un sueldo de 42 mil pesos mensuales. Sin embargo, después fue nombrada como titular del Órgano de Gestión y Control, hasta que recientemente obtuvo el cargo de secretaria ejecutiva, cargo con cuyo salario asciende a los 60 mil pesos al mes.
Pese a llevar más de 11 meses en la nómina de la ASE, su currículum no ha sido cargado en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), lo cual es violatorio a la ley.

Los datos de cuando se desempeñó como directora administrativa del CAPCEE


EL CONFLICTO DE INTERESES

De acuerdo con la Secretaría de la Función Pública, se logra constatar que Aída Deloya fungió como directora administrativa del CAPCEE cuando Benito Cruz Bermúdez fue titular del comité, administración acusada del desvío de 173 millones de pesos antes mencionado, por lo que ahora es investigado por la Fiscalía Anticorrupción.
Aída Deloya actualmente se ve implicada en un conflicto de intereses, pues se desarrolla como secretaria ejecutiva de la ASE, mientras este órgano aún revisa el ejercicio 2019 del CAPCEE (periodo donde ocurrió el presunto desvío millonario) cuando ella aún estaba como directora administrativa; lo anterior, de acuerdo al Artículo 3, Fracción VI de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Su registro como directora administrativa del CAPCEE


LA MANO DERECHA DE FRANCISCO ROMERO

A lo largo de 11 meses y gracias a la recomendación de Bertha Richard, Aída Deloya se ha convertido en la principal operadora, incluso convenció a Francisco Romero de despedir a María del Socorro Maldonado, mano derecha del director Administrativo de la ASE, Nicolás Sánchez. Así también, fue responsable del despido del resto de subdirectores de la Dirección General Administrativa y a la jefa de departamento de Recursos Humanos, Karina Macías.
Dichos espacios fueron ocupados por gente de confianza de Aída Deloya a partir del 1 de agosto de 2020.