Cuitláhuac García lamentó que las autoridades electorales locales estén sometidas a los intereses del poder

Dulce Gómez

El gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dio su espaldarazo a Luis Miguel Barbosa Huerta, ex abanderado a Casa Puebla por la coalición Juntos Haremos Historia y lamentó que las autoridades electorales locales estén sometidas a los intereses del poder. En rueda de prensa, Luis Miguel Barbosa dijo –de nueva cuenta- que la alianza Por Puebla al Frente quiere “robarse” la voluntad de los poblanos en cuanto a la elección de gobernador. “Estamos a todo lo largo del territorio poblano defendiendo nuestra posición porque es la verdad, porque es la defensa de la voluntad ciudadana, del voto popular”, declaró, al tiempo de exponer que fue Juntos Haremos Historia la que ganó la gubernatura y no la panista Martha Erika Alonso Hidalgo. Luis Miguel Barbosa, acompañado por diputados locales, aseguró que le animó la estancia y solidaridad del gobernador electo veracruzano. “Fue una campaña de Estado, aquí hubo todavía mucha más irracionalidad”, expresó. También, denunció que la coalición Por Puebla al Frente está organizando una marcha a favor de Alonso Hidalgo, y para la cual, se está obligando a los empleados de dependencias a asistir. En el uso de la palabra, Cuitláhuac García lamentó que los organismos electorales estén sometidos a los intereses del poder que evitan el triunfo de Morena durante la elección del 1 de julio. Pidió a los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) se “comporten a la altura” y sean imparciales en su decisión sobre la validez de la elección en la entidad. Por lo anterior, el gobernador electo dejó en claro que por el momento no trabajará con Alonso Hidalgo, en tanto no haya un resolutivo final por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf).