Zacatlán se despierta con sorpresa. Los cristales de una tienda departamental están rotos y se empieza a conocer que hubo saqueos en una tienda Coppel, así como automóviles quemados. Lo anterior como resultado de comerciantes y locatarios ante autoridades de comercio y de la policía local.

Este es un lugar turístico que no había vivido disturbios del tipo. Lo anterior comenzó cuando se intentó realizar un operativo para decomisar mercancía pirata.

La propuesta de los comerciantes primero fue manifestarse pero después se elevaron los ánimos y terminó en saqueo, donde oportunistas de todo tipo participaron.

 

Texto publicado originalmente en: Imagen Radio