De acuerdo con una reciente investigación, liderada por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis que ha sido publicada en la revista Alzheimer and Dementia, esta siendo posible detectar el Alzheimer con una simple prueba de sangre, antes de que los pacientes comiencen a experimentar pérdida de memoria y confusión.

Actualmente, los únicos métodos viables para la detección de beta amiloide son la tomografía por emisión de positrones (PET) o la punción lumbar. Sin embargo, estos dos métodos de diagnóstico son gravosos por distintos motivos: la exploración PET es costosa y no está generalmente disponible y la punción lumbar es muy invasiva.

Tras hacer una prueba con 41 individuos de 60 años de edad para evaluar la concentración en sangre de beta amiloide; 23 personas dieron positivo en los análisis, lo que evidencia que tenían signos de deterioro cognitivo.

Randall J. Bateman, investigador, explicó que los resultados demuestran que la beta-amiloide se puede detectar si el amiloide ha comenzado a acumularse en el cerebro, lo cual es emocionante porque podría ser la base para una prueba rápida y barata de detección de sangre para identificar a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Sin duda beneficiará a muchas personas.

Con información de: Xakata Ciencia