¿Cómo le permitieron tomar un vuelo que no era el suyo? Quién sabe. Lo único cierto es que lo hizo y tras quedarse dormido en Alemania, despertó en otro continente. 

El chico de 29 años pensó que había abordado un avión de Colonia, Alemania,hacia Londres, pero terminó en Estados Unidos.

“Pensé que se trataba de un avión grande para un vuelo corto, pero no me preocupé”, dijo Samuel Jankowsky.

Como era de esperarse, al no contar con visa para ingresar al país, la policía lo detuvo y lo interrogó. Pasaron 10 días para que pudiera volver a casa, tras haber sido tratado como un delincuente.

“La tripulación era profesional, pero me trataron como si tuvieran a un criminal en el avión, tal vez a un asesino en serie. Era como si estuviera en la película. Todo esto me costó muchísimo dinero”

Texto publicado originalmente por: SDP Noticias