Exclusivas Puebla

Un herido y dos detenidos es el saldo que dejó un enfrentamiento entre policías y ladrones que se registró la mañana de este domingo en la comunidad de San Lucas Atoyatenco, perteneciente al municipio de San Martín Texmelucan. Con base al parte oficial, los delincuentes ingresaron la mañana de este domingo a un domicilio de esa comunidad poblana, amagando a los propietarios para que éstos les entregaran todas sus pertenencias y el dinero u objetos de valor que tuvieran.

Sin embargo, la alerta se activó a los servicios de emergencia, al parecer por una llamada anónima de un vecino que se percató de los hechos, y esto originó que la policía llegara a la casa allanada por los ladrones, que al verse descubiertos y acorralados, decidieron enfrentar a la justicia, accionando sus armas. En respuesta a la agresión, los oficiales que acudieron en auxilio de los moradores de la vivienda allanada, respondieron también con fuego, desatando con ello una balacera, en la que uno de los uniformados resultó lesionado en uno de sus brazos. Pero a los pocos minutos de estar disparando, los delincuentes pretendían huir a bordo de un auto, cuando fueron cercados por los policías, logrando así su detención inmediata, mismos que ya están puestos a disposición de la autoridad competente.

Cabe señalar que al momento de que eran trasladados a la comandancia de la policía municipal de San Martín Texmelucan, el dueño de la vivienda allanada y vecinos de esa zona no se quedaron con las ganas e intentaron cobrar venganza golpeando a los ladrones al momento de que estos estaban ya en la batea de una camioneta de la policía. Pese a ello, los uniformados, lograron sacarlos de inmediato de ahí, pues en ese instante se juntaba más gente de los esperado y temían que una turba les arrebatara a los dos rateros y los fueran a linchar. En últimas fechas ha llegado a vivir gente de otro lado, la inseguridad impera desde las 21 horas, incluso desde hace aproximadamente un mes es común ver a indigentes y drogadictos en la plaza principal frente la presidencia; el edil auxiliar no hace nada y casi nunca hay policías, señalan.