A través de la División de Seguridad Regional, en el Aeropuesto Internacional de Cancún, detectaron a un pasajero que procedía de Panamá, quien no reportó a la Aduana la posesión de divisas equivalente en medio de millón de pesos.

El individuo en cuestión, señaló tener la nacionalidad libanesa, y venia de un vuelo comercial procedente de Panamá, por lo que al hacerle la revisión, los efectivos federales le encontraron que transportaba 30 mil 150 euros, 150 libras esterlinas, 120 mil francos africanos, 400 monedas baisa y 19.5 riales, los cuales equivalen aproximadamente a 700 mil pesos mexicanos.

Por lo que se aseguró al detenido y las divisas, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.