El presidente de la Cámara de Diputados se sintió “triste” por la impuntualidad de sus compañeros legisladores, a las 11:00 no había llegado ni la mitad

Huffignton Post

Porfirio Muñoz Ledo, quien funge actualmente como el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, se puso un poco de malas por la impuntualidad de los congresistas a la sesión de este martes 30. A las 11:00 estaba pactada la sesión, sin embargo, para esa hora apenas había 224 congresistas en el recinto de San Lázaro, cantidad insuficiente para dar inicio a la labor legislativa. La Cámara Baja requiere de por lo menos 251 asistentes para tener el mínimo de quórum. Muñoz Ledo declaró que se sintió “triste” al ver que no había la suficiente asistencia a la Cámara de Diputados. Por medio de su cuenta de Twiter compartió un video haciendo referencia a esto. La sesión pudo iniciar pasadas la 11:30 de la mañana con 373 congresistas presentes.