La increíble historia se remonta a 1898 cuando un árbol de banyan o “baniano” plantado en Landi Kotal (Pakistán), fue “arrestado” bajo las órdenes de un oficial del ejército británico.

El árbol que lleva más de 100 años encadenado, fue arrestado por James Squid, que bajo la influencia del alcohol, pensó que el árbol se tambaleaba hacia él. Amenazado por el intento del árbol, el oficial decidió enseñar una lección al ofensor. Una vez dada la orden, el árbol fue arrestado de inmediato.

El árbol en cautiverio se ha convertido en una especie de curiosidad y una atracción local, tanto para los lugareños como los turistas que presencian uno de los actos más injustos que puede haber.

Los locales dicen que el árbol es un símbolo de las dramáticas leyes británicas del Raj Frontier Crimes Regulation (FCR). De hecho uno de ellos menciona que el árbol es un recordatorio constante de la injusticia y las leyes injustas.

Texto Publicado originalmente por: Planeta Curioso