La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República por malversación de recursos públicos en el sexenio de Rafael Moreno Valle.

La denuncia indica que el gobierno estatal no pudo aclarar el gasto de 122.3 millones de pesos que recibió del gobierno federal en 2011 y que iba destinado a infraestructura en pueblos indígenas.

La ASF señala que no fueron justificados cambios a los contratos de obra, además de que se entregaron anticipos a empresas sin que estos fueran justificados; también se encontraron deficiencias en la ejecución de obras.

Por estas razones, se ha identificado un probable daño patrimonial en siete partidas, que suman 122 millones 363 mil 567 pesos.

Texto originalmente publicado por: Poblanerías