-Es considerado uno de los mejores imitadores de México y de Latinoamérica.

POR MINO D’BLANC

Rodolfo Mauri, considerado uno de los mejores imitadores de México y de todos los países de habla hispana, cumple 20 años de impecable trayectoria artística, avalada sin duda alguna, por todas las presentaciones que ha realizado en programas de televisión a nivel nacional e internacional, en sus espectáculos unipersonales en los que además de lograr una perfecta emulación de cada uno de los diferentes artistas que representa, va acompañado de la más alta tecnología esceno-técnica, así como por sus propios músicos, quienes son muy experimentados y han acompañado a otros artistas de gran renombre y por sus bailarinas.

No por algo, tiene actividad constante en la televisión, que la ha dado reconocimiento público masivo y que lo ha conllevado a tener muchísima actividad laboral artística a lo largo y ancho del país y ya también en el extranjero.

Platicamos con él.

MD’B: ¿A qué saben 20 años de trayectoria artística?

RM: Este trabajo al que me dedico es fabuloso, pero también tiene sus partes difíciles. A diario estoy “persiguiendo la chuleta”, “picando piedra” y buscando la perfectibilidad en cada uno de los artistas que imito, tanto vocalmente, como físicamente, en vestuario, etcétera. Lo difícil, como bien dicen, no es llegar, sino mantenerse.

MD’B: ¿Cuántos artistas estás imitando actualmente?

RM: Ya son más de 80. Este bagaje de artistas que imito se ha dado entre que vamos a los programas de televisión, hago mis shows, estudio a los artistas que están de moda para imitarlos, no puedo dejar fuera a los grandes clásicos y así se va haciendo cada vez más grande mi repertorio. Generalmente interpretó los números que resaltaron al artista. Por ejemplo, si Emmanuel cantó “Detenerla ya” en el Festival Internacional Viña del Mar, sacamos esa versión; si José José cantó en el Festival OTI la canción “El triste” de Roberto Cantoral, sacó también esa versión o si Vicente Fernández interpretó x canción en la Plaza México cuando reunió a más de

cien mil personas para verlo, saco esa versión.

MD’B: ¿Cuál ha sido el artista que más se te ha complicado imitar?

RM: Todos tienen su lado complicado, pero por ejemplo, si hablamos de Michael Jackson es saber perfectamente bailar como él, hacer sus pasos, usar el vestuario igual. Si hablamos de Emmanuel, es meter un set de bailarinas, proyectar sus movimientos corporales tan propios de él, colocar la voz para que la canción suene como si él realmente la estuviera cantando, Técnicamente en voz es muy difícil imitar a Luis Miguel, quien canta con unos tonos muy altos y qué decir de Freddy Mercury, quien llegaba a dar notas tan agudas que no cualquiera podría dar. Conforme ha pasado el tiempo, siento que mi tesitura de voz ha cambiado; antes cantaba más hacia las notas graves, tipo Vicente Fernández y ahora, al imitar a tantos artistas, mi tesitura ha crecido demasiado y puedo dar notas como muy graves, como muy agudas.

MD’B: ¿Qué tanto de Rodolfo Mauri lleva cada uno de los artistas que imitas?

RM: Mucho, porque me encanta bailar, cantar, actuar, convivir con la gente y lo que los artistas que imito hacen y les gusta, es precisamente eso.

MD’B: ¿Tienes alguna autocensura para imitar a alguien?

RM: No, realmente no tengo censura para imitar a artistas. En mi caso, por ejemplo, la política no me gusta tanto. Yo me dedico a imitar de la mejor manera posible a las personalidades del espectáculo musical, sobretodo.

MD’B: Hay personas que no les gusta que las imiten.

RM: Sí, definitivamente. Lo que yo hago es una recreación de lo mejor que tiene el artista al que estoy imitando. De hecho, algunos artistas me lo han agradecido. Por ejemplo, don Vicente Fernández no me lo agradeció personalmente, pero sí supe que le gustó mucho mi imitación y que digo que le agradaba que no lo ridiculizaba, sino que realmente lo estaba imitando. El caso de Alejandro Fernández fue igual, ya que le gustó mi colocación de la voz, el traje de piel, etcétera. De hecho, el club de fans de Alejandro Fernández me vio en el foro cuando lo estaba imitando. Fue en el programa “La Parodia” que producían Carla Estrada y Reinaldo López. A Pedro Fernández le gustó mucho y se le hizo muy novedoso cuando me vio imitándolo con la canción de “El Aventurero” y bailando dentro de la misma interpretación Break. A Aleks Syntek también le encantó mi imitación de él; el día que nos conocimos él y yo, Yolanda Andrade que me dice “Aquí está Aleks” y que me pongo a imitarlo (hace la voz) “me encanta, me encanta estar aquí con todos ustedes en La Voz México…” y ese día cantamos juntos la canción “Sexo, pudor y lágrimas” y además hicimos un trío él, Sandoval y yo y fue muy bueno.

MD’B: ¿Qué tan caro es hacer un espectáculo como el tuyo?

RM: Es una inversión bastante grande. Te conviertes en un verdadero productor de esto, ya que produces música, produces vestuario, audio, cámaras, maquillaje. Conforme vas caminando con esto, hay otros artistas que se te acercan y quieren que les produzcas algo parecido, como si fuera tan fácil. En mi caso, yo le di la fuerza a mi show y conforme va pasando el tiempo estamos produciendo unas que otras cosas ya con otros talentos. Sacar quince personajes o más en escena no es nada fácil, ni nada barato, cuando realmente, como en mi caso, te preocupas por tener un espectáculo de calidad y muy digno por el respeto que todo el público que lo ve, merece.

MD’B: ¿Hay envidia entre los imitadores?

RM: Es una buena pregunta. En el caso de los comediantes, por ejemplo, por envida pueda alguien decir que no le gustó un chiste que contó otro, aunque sea muy bueno. En el caso de los imitadores siempre escuchas que dicen “soy el mejor” o “yo soy el que mejor imita a…”, pero a fin de cuentas, como en todos los aspectos del espectáculo y de cualquier negocio, en el público está la palabra. No sé si yo sea el mejor, pero llevo 20 años vigente y siempre le he puesto todas las ganas para tener excelente producción, grandes músicos, el vestuario igual al de los artistas que imito. Siempre hay que ser lo más profesional posible.

MD’B: ¿Cómo vas a festejar estos 20 años de trayectoria?

RM: Ahora estoy teniendo entrevistas con los medios de comunicación, he estado en contacto directo con las personas que han tenido la confianza de contratarme durante estos 20 años, voy a estar dando shows en varias partes de la república mexicana, también tengo planes de presentarme en Las Vegas, en San Diego. Quiero hacer algo muy fuerte en Puebla, porque soy poblano. Quiero presentar un show muy especial con los personajes que he imitado estos años, así como con nuevas cosas para agradecerle al público todo lo que me han aceptado y apoyado a través de todos estos años. Me gustaría hacer un espectáculo especial en el que estén varios de los artistas que imito. No cualquier día, ni cualquier año, se celebran dos décadas de estar vigente y activo en el espectáculo.

MD’B: ¿Te sientes profeta en tu tierra?

RM: A lo largo del tiempo me he ganado el reconocimiento y el respeto de los que valoran mi trabajo y seguramente a otros no les parezca. Es como en todo, el gusto se rompe en géneros. Qué bueno que haya de todo, porque al fin y al cabo el público sale ganando. Con todo respeto, no me siento profeta en mi tierra; me conocen más en otros lugares. Llevó una excelente relación con muchísimas personas de todos los ambientes en Puebla y es un orgullo ser poblano. No digo que me haya ido mal en mi ciudad, en mi estado, pero podría estar mejor.

MD’B: Después de 20 años, ¿qué te falta por hacer?

RM: Yo sigo haciendo esto con todo el cariño, con todo el profesionalismo. Sacamos más personajes, seguimos montando nuevas cosas. De repente saco un nuevo sencillo, porque me lo pide la gente. Me faltan muchas cosas por hacer, por lograr y estoy satisfecho y agradecido con todo lo que hemos logrado, porque si el público no me aceptara, si no les gustara mi trabajo, no podría seguir haciendo esto que tanto me apasiona y esto me conlleva al compromiso y obligación de ser cada día mejor y buscar siempre ir a la vanguardia y ser vanguardia en lo que hago.

MD’B: ¿Cómo te visualizas en 20 años más?

RM: En realidad, lo que deseo es cantar, bailar y actuar el mayor tiempo que se pueda. Me encanta producir, dirigir. Seguramente estaré detrás de las cámaras; por ejemplo, mi hijo “Luis Rodolfo” está cantando y seguramente y si él quiere, le estaré produciendo su show en ese tiempo. Actualmente, además de mi trabajo como artista, estoy impulsando mucho a mi hijo y le he estado enseñando que ganarse un nombre en este medio, ganarse las cosas, cuesta mucho trabajo y mucho sacrificio y por lo mismo, estoy haciendo que lo valore.

MD’B: ¿Dejarías alguna vez el escenario?

RM: Como dice el dicho: “genio y figura hasta la sepultura” (ríe).