Ricardo Becerra, Mauricio Merino y Katia D’ Artigues renunciaron luego de que se destinaron los recursos hacía otras cosas.

Por: Eduardo Romero

El titular de Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México, Ricardo Becerra y dos integrantes más, Mauricio Merino y Katia D’ Artigues, renunciaron al proyecto de reconstrucción de edificios afectados y derrumbados tras el pasado sismo del 19 de septiembre; su renuncia la presentaron tras declarar que diputados desviaron ocho mil millones de pesos y no dieran razón alguna de su destino y uso, dicha cantidad estaría destinada a la ayuda de los damnificados y a parte de la reconstrucción de la CDMX

“Ignoro las justificaciones o las prioridades que han orientado el gasto de los casi ocho mil millones de pesos expresados en sendos escritos. No solo eso, sino que no tiene relación alguna con el diagnóstico de las necesidades de las personas afectadas por el sismo y el orden de prioridades que la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México ha identificado después de más de 150 visitas a lugares críticos”, escribió Becerra en una carta dirigida a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad.

Becerra añadió en su contenido que, al revisar dos oficios que le envió la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México (ALDF) se percató de que la forma en que quieren destinar los recursos tampoco responde a las prioridades que establecieron los expertos de la Comisión de Reconstrucción.

“Por la mala distribución y discrepancia que se ha tenido dentro de la ALDF (porque tiene el poder de aceptar o negar el destino de recursos) me tenía que retirar de inmediato de ahí, no hay transparencia en el uso de recursos”, expuso.

Cabe recordad que Ricardo se integró al proyecto el pasado 26 de octubre, luego de que Mancera lo asignara al frente de la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México.

Por otro lado, Mauricio Merino, quien también abandonó el proyecto, comentó que su salida se debía al mal manejo de recursos, además, añadió: “esto no es un conflicto contra estas personas, no es un pleito político ni personal, si nos vamos de la comisión es porque hubo un decreto de la asamblea que cambió el curso”.

Merino, días antes de su salida, el pasado lunes comentó que no sólo era el dinero lo que se estaba perdiendo, hizo énfasis en el daño que se le provocó a la sociedad, ya que el dinero era para ellos; porque les hacía falta.

“Lo que está en juego no son ocho mil millones, están en juego vidas, familias enteras y el patrimonio de miles de capitalinos que actualmente pende sobre polines”, comentó en un comunicado días antes de su salida.

La periodista y activista, Katia D’ Artigues también expresó su salida; fue el pasado sábado cuando publicó la carta de renuncia que iba destinada a Mancera, sin embargo, no pudo entregársela debido a que “no había nadie que la recibiera”.

Su salida, argumentó, se debe al hecho de que tres diputados hayan autorizado el manejo de 8 mil 200 millones de pesos.

A pesar de todo, Miguel Ángel Mancera comentó que no se detendrán las obras de reconstrucción, pero éstas durarán entre cinco y seis años, “La reconstrucción no se detiene, no se pausa, no se regatea. Vamos a continuar de frente todos los compañeros que me están acompañando en este momento. Seguimos con este compromiso, es un compromiso único de trabajo con el gobierno y es un compromiso único de trabajo, de lealtad y cumplimiento para las personas de la Ciudad de México. A cinco meses del sismo, refrendamos este compromiso y esta tarea para llegar a la meta final, que es entregar una ciudad mucho más resiliente”, comentó tras 5 meses del movimiento telúrico