Infobae

 Roberto Marrero, jefe de despacho del líder opositor venezolano Juan Guaidó, fue detenido este jueves acusado de terrorismo, ante lo cual Estados Unidos amenazó con dar una lección al gobierno de Nicolás Maduro. Marrero, abogado de 49 años, fue arrestado en la madrugada por el servicio de inteligencia (Sebin) en su residencia de Caracas, sindicado de integrar una “célula terrorista” que planeaba atentados, aseguró el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, en la televisión estatal. Aunque no mencionó a Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, dijo que ese comando forma parte de “grupo mayor” que está siendo perseguido. Marrero “es el responsable directo de la organización de estos grupos criminales”, afirmó Reverol, indicando que al abogado le incautaron un “lote de armas de guerra” y dinero.

Según la acusación, el jurista había reclutado a “mercenarios colombianos y centroamericanos” para “atentar” contra políticos, militares y jueces, y realizar actos de sabotaje a los servicios públicos “para crear caos”. En el operativo, que incluyó el allanamiento del domicilio del diputado opositor Sergio Vergara, vecino de Marrero, también fue detenido un escolta. Más temprano, Guaidó dijo que no se dejará amedrentar por lo que catalogó de “secuestro” y una muestra de “debilidad” de Maduro al no poder detenerlo a él. “Como no pueden llevarse preso al presidente encargado, se llevan a los más cercanos. Acá seguiremos, pase lo que pase seguimos adelante”, sostuvo en rueda de prensa.