La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó el robo que se registró en una de sus bodegas, de donde fueron sustraídos más de 8 millones de pesos, entre objetos y dinero en efectivo, que originalmente fueron incautados durante operativos y detenciones de sus agentes.

A través de un escueto comunicado, la dependencia indicó que ya existe una carpeta de investigación por dicho delito, por lo que indagará a todos los responsables de las áreas que tienen acceso o relación con dicha bodega ubicada en su edificio central del Bulevar 5 de Mayo y la 31 Oriente.

“En relación con la sustracción de bienes de la Bodega de Indicios de la Fiscalía General del Estado, se inició la carpeta de investigación correspondiente a fin de deslindar responsabilidades y se procederá penalmente contra quien resulte responsable”, detalla.

Del mismo modo, precisa la intervención de la Contraloría Interna de la FGE a fin de que el o los responsables también se hagan acreedores a las sanciones correspondientes, tanto por la sustracción de los recursos como por las omisiones en la que hubieren incurrido.

Fue robo hormiga

Fuentes ministeriales consultadas por este medio señalaron que si bien existen algunos funcionarios de rango medio que podrían estar en la mira por cometer este robo, la investigación sería más extensa por las múltiples personas inmiscuidas.

Según indicaron, el robo de los indicios de investigaciones que incluyen obras de artearmas de fuegodinero en efectivotítulos de propiedad y aparatos electrónicos, valuados en su conjunto en más de 8 millones de pesos, no fue en un solo golpe y ni siquiera en un mismo día.

La sustracción de los objetos se dio por lo que comúnmente se conoce como “robo hormiga”. Además el o los responsables habrían sacado la última parte de su botín por lo menos hace dos semanas, aunque no fue sino en los últimos cinco días cuando el personal se dio cuenta de los faltantes.

Cabe señalar que además de la carpeta de investigación que la FGE inició por este hecho dado a conocer por el diario Intolerancia, existe una denuncia hecha por el dueño de una parte de los bienes, quien tras ser exonerado de su causa, buscó recuperar lo que en su momento le fue incautado.

¿Y la seguridad en el cuartel de la FGE?

Los visitantes que llegan a presentar, por ejemplo, una denuncia, deben pasar por una serie de filtros de seguridad para ingresar y posteriormente permanecer en el inmueble.

Además de que existen áreas de acceso restringido al público en general, en la mayoría de sus pasillos y escaleras existen cámaras de seguridad conectadas a un circuito cerrado de vigilancia.

Asimismo el inmueble cuenta solamente con dos accesos: uno peatonal sobre el Bulevar 5 de Mayo, y el segundo vehicular a través de una cochera subterránea situada ya casi sobre la 31 Oriente, que a diferencia del primero, es de acceso exclusivo para personal de la FGE.

No es el primer robo de indicios en Puebla

A finales del 2009 se inició una investigación en contra de Carlos Alberto Pérez Suero, entonces director de Averiguaciones Previas de la zona Metropolitana Sur y hombre cercano a Rodolfo Igor Archundia Sierra, quien en ese momento era titular de la Procuraduría General de Justicia.

A dicho funcionario se le acusó de quedarse con un lote de joyas incautadas por el delito de robo, sin embargo éstas nunca llegaron ante el juez que solicitó la evidencia material en algún momento de la investigación.

texto publicado originalmente por: E-Consulta