Exclusivas Puebla

 

El pasado viernes, Filomeno Sarmiento rindió protesta como alcalde de Cuautlancingo, cargo que también ocupó de 2011 a 2014, periodo en el que la Auditoría Superior del Estado observó un daño patrimonial al municipio por 84 millones de pesos.

Ahora regresó para continuar con sus fechorías en el Ayuntamiento y para seguir enriqueciéndose ilícitamente como ya lo hizo la vez pasada.

Cabe mencionar que, en su momento, Filomeno se defendió diciendo que lo anterior sólo se trataba de observaciones a las cuentas públicas de su administración 2011-2014 por seis millones de pesos, sin embargo, la ASE confirmó que se trata de más de 84 millones de pesos.

Además, en una investigación realizada por Exclusivas Puebla, se logró constatar que, antes de asumir la presidencia en 2011, Filomeno no contaba con algún predio registrado y, después de su gestión, entre 4 familiares lograron reunir 11 predios registrados, todos adquiridos durante el periodo en el que Sarmiento gobernó Cuautlancingo.