El pago de nómina en la Máxima Casa de Estudios está en riesgo

Por: Diego Armando Cuautle

El retraso de 600 millones de pesos por parte del gobierno federal, destinado a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), pone en riesgo el pago de la nómina para académicos y trabajadores; a pesar de esto, Alfonso Esparza Ortiz se dijo confiado en que los próximos días llegue el recurso.

“Estamos a 14 de febrero y no ha llegado la parte correspondiente a enero. El gobierno estatal ha sido solidario y nos ha apoyado para poder pagar en tiempo y forma el salario de los trabajadores y cumplir con las principales obligaciones de la institución”.

Agregó que, desde el año pasado se vienen presentando retrasos, ya que en diciembre el presupuesto llegó hasta el 28, y a pesar de ello, se pudieron realizar los pagos correspondientes a su debido tiempo   

Explicó que los 600 millones de pesos tuvieron que haber llegado desde los primeros días de enero, sin embargo, a la fecha no han sido enviados, a pesar de que ya se realizó la petición correspondiente.  

Comentó que las autoridades tampoco han dado algún argumento respecto al retraso, sin embargo, dijo que en teoría esta semana tendría que regularizarse, “hemos hecho gestiones y tuvimos comunicación con autoridades; la próxima semana insistiremos para poder tener una respuesta pronta”.

En este sentido, descartó que el proceso electoral sea la razón por la cual no estén llegando los recursos, que no sólo ha afectado a la BUAP, sino a otras instituciones en el país que, incluso, ya están en punto de quiebre, “Son temas que no tienen nada que ver, creo que son punto y aparte”.

Esparza Ortiz lamentó que, debido a los recortes presupuestales, la BUAP no tenga el ritmo de crecimiento que había tenido en los últimos años y confirmó que ya se están implementando medidas de austeridad correspondientes para mantener la estabilidad financiera.

Por su parte, el titular de la Tesorería General de la Máxima Casa de Estudios, Oscar Gibón Rosete, dio a conocer que tan sólo del pago de nómina, son entre 120 y 130 millones de pesos, para el pago de 10 mil trabajadores, entre sindicalizados y de confianza.

Dijo que la BUAP tiene un “plan b” en caso de que el gobierno federal no libere los recursos y descartó que se vaya a solicitar un préstamo a alguna institución bancaria, ya que la Ley de Disciplina Financiera no permite que lo hagan para el pago de nómina, sólo para recursos que se utilicen para obras de infraestructura.